Sobre el fuego y ¿sin quemarse? - Deporte

Sobre el fuego y ¿sin quemarse?

Este jueves, Leinier Domínguez rompe hostilidades contra 11 rivales de la Gran Escena, soberbios monstruos que promedian 2747 unidades, números casi idénticos a los mostrados en la capital inglesa (2748), aunque ahora el traqueteo será en Tashkent, Uzbekistán

Autor:

Abdul Nasser Thabet

En aquella ocasión la tarea se antojaba sumamente difícil. Acontecía la primera fase del Grand Prix de ajedrez, con sede en Londres, y muchos soñábamos con la posibilidad de un puesto entre los primeros lugares para Leinier Domínguez (2726 puntos Elo). De paso, sin bajarnos de esas fantasías, esperábamos que continuara viento en popa y redondeara un buen acumulado entre las cuatro paradas obligatorias, negociando así uno de los dos tiques que otorga el certamen rumbo al Match de Retadores, instancia previa a la discusión de la corona mundial, en manos del indio Viswanathan Anand (2775).

¿Que si estoy loco? Es posible, pero el décimo asiento que alcanzó hace poco más de un mes no debe ser el medidor que usemos para certificar los chances del mejor trebejista de Latinoamérica, pues calidad y arrojo le sobran.

Este jueves nuestro muchacho rompe hostilidades contra 11 rivales de la Gran Escena, soberbios monstruos que promedian 2747 unidades, números casi idénticos a los mostrados en la capital inglesa (2748), aunque ahora el traqueteo será en Tashkent, Uzbekistán. Hoy se subirán las cortinas de la lid, con el sorteo de las partidas como plato fuerte, y entonces conoceremos a qué «dragón» le toca enfrentar.

Para que tengan una idea de cómo estará el ambiente, les traigo la lista de los convocados y sus registros contra el güinero.

El primer ubicado de acuerdo al coeficiente es el italiano Fabiano Caruana (2786 y quinto en el escalafón universal), reciente subcampeón de la V Final del Grand Slam, y con el que Leinier igualó todos los pulsos clásicos disputados de 2001 hasta la fecha.

Después aparece el ruso Sergey Karjakin (2775-séptimo lugar en la lista de noviembre), victimario siempre del antillano. Así lo evidencian sus choques en el torneo Dos Hermanas 2005 y el Corus de 2009. El historial de ambos se complementa con tres tablas y una inagotable sed de venganza, que ojalá quede satisfecha pronto.

El tercero en el orden de fuerza es el azerí Shakriyar Mamedyarov (2764-puesto 10), quien en los meses recientes ha experimentado un ascenso impresionante. Frente a él, Domínguez cedió en tierras británicas y luego lo abrazó en el torneo europeo de clubes acaecido en Eliat, Israel.

Contra el estadounidense Gata Kamsky (2762 y decimosegundo mejor anclado en el ranking de la Fide) Leinier pactó armisticios en todos los duelos convencionales.

Después se ubica Alexander Morozevich (2748-sitial 15), quien tendrá que descobrársela, pues resultó vapuleado hace tres años en la ciudad holandesa de Wijk aan Zee.

El ruso Peter Svidler (2747-16) inclinó su rey durante la Olimpiada Mundial de 2006. La historia con el veterano israelí Boris Gelfand es algo diferente, ya que Domínguez sangró en la Copa Mundial de 2001, y desde entonces el tablero ha sido testigo de meros empates.

Ruslan Ponomariov (2741), de Ucrania, y Leinier, no han jugado mucho. Por suerte, el balance favorece al caribeño. Si hacen un esfuerzo y recuerdan, sonreirán con los flashazos de la quinta ronda del Campeonato Español de Clubes, concluido días atrás, y en donde el cubano salió airoso. Antes habían entablado en 2006.

Otro con quien no ha experimentado más que caricias es el chino Wang Hao (2737-19). La actual campaña ha albergado dos cotejos intercontinentales, finiquitados sin heridas punzantes.

En tanto, el húngaro Peter Leko (2732-22) y Domínguez se abrazaron en cada uno de sus choques del siglo XXI.

Para finalizar, les cuento que el aspirante más discreto, el uzbeco Rustam Kasimdzhanov (2696 y cojín 51 de la clasificación actual), dividió con el antillano el 24 de septiembre, en Londres.

Veremos cómo sale nuestro principal escudero de esta balacera. A fin de cuentas, el camino es puro fuego y es bien difícil recorrerlo sin recibir algunas quemaduras. ¿Qué creen?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.