Una ayudita siempre ayuda - Deporte

Una ayudita siempre ayuda

En la segunda fase del Grand Prix de ajedrez, Leinier Domínguez (2726 puntos Elo) comenzará y cerrará con piezas blancas

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Dicen que quien da primero, da dos veces. Yo, sinceramente, no recuerdo a ciencia cierta mi última pelea de muchacho, y con 27 años en las costillas pocos golpes han dejado moretones en este desmemoriado cerebro, tal vez por mi escaso currículo callejero. Quizá me conviene olvidar. Por eso no puedo certificar ni desacreditar el añejo refrán.

Sin embargo, los ajedrecistas de la gran escena constantemente están enrolados en algún tipo de trifulca, probando fuerzas, y jugar con piezas blancas siempre es una ventaja, pequeña, pero ventaja al fin. Tirar el primer golpe puede inclinar la balanza a favor del «atacante», por ello en el argot del juego ciencia se dice que el dueño de figuras claras debe atacar sin miramientos, dejar a un lado el titubeo y hacer valer la preeminencia que supone el movimiento inicial.

¿Por qué doy este teque? Resulta que ya es oficial el calendario competitivo de la segunda fase del Grand Prix de ajedrez, con sede en Tashkent, Uzbekistán, y el cubano Leinier Domínguez (2726 puntos Elo) comenzará y cerrará la lid con trebejos blancos.

En total serán 11 pulsos contra verdaderos monstruos, y vestirá el negro en cinco ocasiones. Quiso el destino que el exponente más destacado de Latinoamérica saliera de blanco frente a los cuatro mejores preclasificados por el escalafón inicial, así que en este detalle pudiera estar la clave de la encrucijada. ¿Qué me dicen?

Les cuento que arrancará con el «pie bueno» ante el italiano Fabiano Caruana (2786), el ruso Sergey Karjakin (2775), el azerí Shakriyar Mamedyarov (2764) y el estadounidense Gata Kamsky (2762), punteros por orden de fuerza en el listado del evento. Los otros que conducirán piezas negras frente a nuestro muchacho serán el ruso Peter Svidler (2747) y el uzbeco Rustam Kasimdzhanov (2696).

Claro, para superar su actuación en la primera parada, acaecida en Londres, al antillano no le alcanza con esta ventaja, pues tendrá que solucionar sus problemitas con el tiempo. Recuerden que en aquella ocasión concluyó cada uno de los cotejos disgustado con el reloj, siempre por debajo en el conteo y con apuros determinantes a la hora de solucionar no pocas posiciones cruciales.

En el país centroasiático, Leinier verá además al israelí Boris Gelfand (2751), a Alexander Morozevich (2748), del gigante europeo, al ucraniano Ruslan Ponomariov (2741), al chino Wang Hao (2737) y al húngaro Peter Leko (2732).

Veremos cómo sale en sus aspiraciones de obtener uno de los dos cupos en disputa para el Match de Retadores, instancia previa a la discusión del cetro universal, en poder del actual papá del ajedrez contemporáneo: el indio Viswanathan Anand (2775).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.