Una historia diferente

Hasta los juegos celebrados durante la tarde de este martes, ninguno de los jugadores de la más reciente preselección nacional posee uno de los mejores diez promedios de bateo

Autor:

Raiko Martín

Miro algunas estadísticas de la presente Serie Nacional, y a pesar de que apenas han transcurrido tres subseries completas, no dejo de extrañarme. Hasta los juegos celebrados durante la tarde de este martes, ninguno de los jugadores de la más reciente preselección nacional posee uno de los mejores diez promedios de bateo.

Tampoco están incluidos entre los cinco con mayor cantidad de hits conectados, y si se le echa un vistazo al área de pitcheo, nuestros mejores candidatos a incluirse en la nómina para el cercano Clásico Mundial aparecen entre el quinteto de mejor promedio de carreras limpias.

Es cierto que es muy temprano para sacar conclusiones, y que no son todos los que han comenzado con el madero seco. Sin embargo, ya vemos el increíble paso de los guantanameros, sostenido después de tropezar en sus dos primeras presentaciones. Y los padecimientos continuos de artemiseños —a pesar de su profundo pitcheo—, pinareños y santiagueros, por no mencionar la inestabilidad de los monarcas Ciego de Ávila e Industriales, ayer finalistas del campeonato y hoy sin superar la barrera imaginaria de la clasificación. Parecían cosas pasajeras, pero…

Claro que todo puede cambiar. Al menos los vueltabajeros, antes de capa caída, se empinaron en la más reciente fecha para dar la segunda estocada sucesiva a los Alazanes granmenses, ahora sacando del box al mismísimo Leandro Martínez. Y después de muchos intentos, Artemisa complació a unos parciales algo cansados de esperar reacciones, aunque bateó nuevamente menos que Holguín y se mostró errático a la defensa, al punto de cometer tres pifias.

No soy yo el primero que dice que esta nueva campaña necesita una inédita «traducción» para, al menos, intentar entenderla. Confieso que prefiero las novedades a un guión establecido a tenor con el favoritismo de los grandes, aunque esto me lleve a romperme la cabeza en busca de respuestas.

Para fortuna del espectáculo, el mismo Mayabeque que estremeció a todos con su barrida inicial sobre los Tigres avileños, y que parecía perder gas en sus siguientes presentaciones, vuelve ahora por sus fueros con par de triunfos en la casa de los Leñadores tuneros.

Se acerca el fin del primer tercio del calendario y la diferencia entre el puntero Guantánamo y el equipo que cierra la zona de clasificación es apenas de tres juegos. ¿Cambiará el panorama en los dos tramos restantes? ¿Tomarán el protagonismo los jugadores preseleccionados para representarnos en el venidero Clásico Mundial? Espero que sí.

De momento les dejo las estadísticas de nuestros «mejores» hombres, para que cuando
eso suceda, quede constancia de que esta historia comenzó de una forma diferente.

Tabla de Estadísticas

Tabla de Estadísticas

Tabla de Estadísticas

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.