En lo que el palo va y viene... - Deporte

En lo que el palo va y viene...

El equipo pinero sigue dando de qué hablar, y este martes le apagó el tabaco a un Pinar del Río que venía de una racha envidiable. Mayabeque también deshace pronósticos y se fue victorioso ante su anfitrión Artemisa

Autor:

Raiko Martín

Un buen amigo, sorprendido como todos con el «disparatado» inicio de temporada, me dice que tarde o temprano las cosas volverán a ser como antes. Eso se traduce en que Ciego de Ávila e Industriales encontrarán el paso que les llevó a ser finalistas hace un año, o que Mayabeque y la Isla de la Juventud no están muy lejos de ocupar el puesto que les corresponde por nómina e historia.

Puede ser. Existen cosas como la tradición, consistencia y el oficio, que a veces pesan más que un matrimonio mal llevado. Pero mientras esa posibilidad se concreta, el equipo pinero sigue dando de qué hablar, y este martes le apagó el tabaco a un Pinar del Río que venía de una racha envidiable.

En el Cristóbal Labra, el abridor vueltabajero Julio Alfredo Martínez comenzó a cavar bien temprano su tumba con un error. Después de eso fue severamente castigado con cuatro imparables, dos de ellos dobles, y los anfitriones se pararon por primera vez a defender el campo con amplia ventaja.

Y así las cosas, el jovencito de 19 años Joan López Leiva comenzó su faena desde el box, que se extendió hasta el quinto episodio, permitiendo una sola carrera. Del resto se encargó el relevista Raicel Iglesias, quien soportó una más en el noveno, pero ya el inicialista pinero Luis Felipe Rivera había dado el tiro de gracia llevando la pelota más allá de los límites, sin hombres a bordo.

De momento, los hombres de Armando Jhonson solo ocupan uno de los tres primeros puestos colectivos en fildeo, pero se las han arreglado para que las cosas vayan marchando bien. Se resisten a abandonar la cima, y algo similar sucede con la tropa guantanamera de Orlando Jarosay, que después de un corto periplo regresó a casa y se las ingenió para aventajar por la mínima a los inestables campeones avileños.

En la «aldea» de los Indios, Rusney Castillo sacó la pelota del terreno para equilibrar el tenso duelo que sostenían los abridores Maikel Folch y José Luis Moulín. Pero el avileño perdió el rumbo y firmó su sentencia en el quinto inning, al transferir a Andrés de la Cruz con las almohadillas repletas.

Otros que andan deshaciendo pronósticos son los chicos de Mayabeque, ahora olvidándose de cualquier gesto de buena vecindad como anfitriones de los artemiseños. Nunca estuvieron delante los locales —a pesar del sexto vuelacercas de Ernesto Molinet— hasta el séptimo capítulo, cuando el doblete del jardinero Alexander Pozo empujó la decisiva.

Tampoco desaprovecharon la jornada para mantener sus privilegiadas posiciones las novenas de Sancti Spíritus y Matanzas. Los Gallos picaron con fuerza en el feudo de los Leñadores tuneros, y sus 14 imparables —tres salidos del bate de Cepeda— «maquillaron» de cierta forma los ¡cuatro! errores cometidos.

A su vez, los yumurinos también castigaron a los lanzadores granmenses con 11 hits, entre ellos el jonrón de Aníbal Medina.

Los otros resultados vespertinos también favorecieron a los anfitriones, pues en el Sandino Villa Clara sometió a Camagüey, y en la Perla del Sur los cienfuegueros fueron superiores a sus visitantes holguineros.

Resultados del Martes

Tabla de Estadísticas

Tabla de Estadísticas

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.