Yorgelis copó los espacios - Deporte

Yorgelis copó los espacios

La jovencita guantanamera redondeó una extraordinaria temporada para convertirse en la mejor atleta juvenil del año, y ya piensa en metas superiores

Autores:

Lilian Cid Escalona
Abel Castillo

Yorgelis Rodríguez, subcampeona mundial del heptalón, categoría de cadetes, en 2011 y titular de esa especialidad en el XIV Campeonato Mundial Juvenil de Atletismo celebrado en el pasado mes de julio, se erige como la mayor promesa cubana de los eventos combinados para damas.

En la ciudad condal, la discípula de Gersin Luis Castro concretó 5 966 puntos para coronarse en la prueba que convoca a las atletas más completas. Más allá de las esperanzas que —dada su juventud— se cifran en ella, esta guantanamera de 17 años de edad ya archiva en su palmarés resultados de primer nivel.

La temporada que recién culmina ha sido especialmente pródiga para ella. Además de vencer en la mencionada cita universal, consiguió una respetable puntuación de 5 994 unidades, que es ahora su mejor marca personal.

Avalada por su constancia, Yorgelis acaba de ser nombrada como la atleta juvenil femenina más destacada de nuestro país, y poco después accedió a conversar con nuestros lectores.

—Mejor atleta femenina de 2012 en la categoría juvenil, ¿qué significa?

—Estoy muy orgullosa y me siento como quien alcanza un sueño. A la vez, obtener estos resultados me hace pensar en que todo el sacrificio que hacemos diariamente no es en vano. Es un reconocimiento que me impulsa y me da deseos para seguir esforzándome. Yo pienso todos los días que, ya que he llegado hasta aquí, no me queda otra cosa que trabajar por superarme y seguir adelante con mi carrera deportiva.

—Una mirada retrospectiva al Mundial de Barcelona...

—En el mundial pensé en todo, desde que podría ganarlo con menos esfuerzo hasta sentir que ya no había opciones para alcanzar el título, que era mi meta personal allí. Nunca perdí la concentración y luché en cada evento por hacer la mayor cantidad de puntos posibles. Tuve problemas en la bala y en el salto de longitud, donde las cosas no salieron como deberían de acuerdo con las marcas que yo estaba haciendo antes, pero me recuperé y aproveché cada espacio que dejaban las contrarias. Y así salió el resultado. Recuerdo que en un momento determinado dejé de ver el oro como una opción, pero tanto mi profesor como Juantorena (Alberto Juantorena) me animaron mucho y así salí a correr los 800 metros que lo definieron todo.

—¿Cuánto ha influido Gersin Luis en tu formación y resultados?

—El papel de mi profesor ha sido determinante en mis resultados. Es como un padre para mí, y le reconozco siempre el hecho de que sabe cómo hablarnos y cómo llegar a nosotros para sacar lo mejor de cada uno de sus atletas en todo momento.

—¿Representar a Cuba?

—Es un compromiso muy grande, porque tener la responsabilidad de defender las letras de nuestro país significa mucho. Hay que salir a darlo todo y buscar el mejor resultado posible, porque el pueblo confía en los atletas y espera mucho de nosotros.

—¿Metas inmediatas?

—Trabajar fuerte con la idea de superar la barrera de los 6 000 puntos y buscar la clasificación para el Mundial de mayores en Moscú. Entre este evento y el Panamericano juvenil se localizan mis objetivos para la próxima temporada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.