Los bisoños se rebelan - Deporte

Los bisoños se rebelan

Dan a conocer la nómina de la preselección de lucha greco que encarará los futuros eventos foráneos. A partir de mañana, la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín, en Ciego de Ávila, será sede del Campeonato Nacional de lucha libre

Autor:

José Luis López

CIEGO DE ÁVILA.— Como «dicta» la tradición en los deportes de combate en Cuba, tras culminar sus respectivos campeonatos nacionales, el grupo de entrenadores valora la actuación de cada atleta y luego da a conocer la nómina de la preselección que encarará los futuros eventos foráneos.

Este viernes finalizó el certamen cubano de lucha greco, acogido por Camagüey, y tan rápido como un «supplés», el avezado preparador Pedro Val nos tributó la plantilla de los 28 gladiadores escogidos —cuatro en cada una de las siete divisiones—, entre los que destacan siete juveniles, como muestra del empuje de los más nuevos en este deporte.

Sin lugar a dudas, el bisoño de mejor rúbrica en la lid fue el pinero Liester Guzmán, de 50 kilogramos, una categoría en la cual no se compite internacionalmente, pero que en Cuba sirve como «reserva» de los 55. Guzmán no solo retuvo la corona conseguida en 2012, sino que  firmó algo inédito: es el primer luchador de la inexistente división que se selecciona para integrar la preselección de los 55.

Mientras, el camagüeyano Heriel Martínez, quien obtuvo bronce en 55 kilogramos, fue convocado en la división inmediata superior (60 kg), peso en el cual también fue llamado a filas el pinareño Yosvani Peña.

Los restantes juveniles que compartirán los colchones con los mayores en la Escuela de Formación de Atletas de Alto Rendimiento Cerro Pelado, serán Luis Orta (66 kg, HAB), Ariel Fiss (74 kg, CAV), Reinier Díaz (96 kg, SSP) y Oscar Pino (120 kg, HAB).

Según comentó a JR el jefe de entrenadores, Néstor Almanza, este año los juveniles cubanos prevén participar en dos eventos foráneos de envergadura: el Campeonato Panamericano, en Chile, y el Mundial con sede aún por definir.

Vía libre

Y a partir de mañana, la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín, en esta ciudad, será sede del Campeonato Nacional de lucha libre —en ambos sexos—, en el cual la representación de La Habana aspira a conservar su cetro del pasado año.

Las grandes expectativas están centradas en un presumible pleito final entre el guantanamero Yowlys Bonne, actual monarca, y el habanero Alejandro, «Calabaza», Valdés, su víctima en esa final del pasado año.  Realmente, y desde hace un buen tiempo, entre ellos existe una seria disputa, algo así como un «dale al que no te dio», que atrae en demasía a los espectadores dado el rico aval técnico que ambos muestran en cada combate. Por demás, Valdés salió airoso en el último enfrentamiento, dirimido durante la Gala de Campeones, en diciembre pasado.

También se espera la participación del bronce mundial Liván López (66 kg) y de féminas como la titular panamericana Lissete Echevarría (72 kg), quien debe rendir un atractivo duelo ante su eterna rival, Cándida de Armas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.