¿Mozart doma al tigre?

El indio Viswanathan Anand y el noruego Magnus Carlsen lideran el torneo ajedrecístico Tata Steel gracias a sus triunfos de este martes, y chocarán durante la próxima ronda del evento

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Voy a ser claro, también absoluto. A veces no hay espacio para la imparcialidad —ese limbo etéreo que nos cobija en un espectro más amplio para resguardar el equívoco—, parecer más serios y equilibrados —que a veces no es otra cosa que pecar de cobardes y tragarnos un criterio por miedo a errar—. Viswanathan Anand (2772 puntos Elo) y Magnus Carlsen (2861) son los mejores ajedrecistas del momento, y el torneo holandés Tata Steel atestigua semejante planteamiento, aunque ciertamente, falta mucho camino y algunos de los monstruos que allí participan pudieran hacerme quedar mal.

Muchos lectores reirán ante lo obvio, otros me tildarán de loco. Pero, ¿en qué se convierte el hombre cuando no defiende una idea? El Tigre de Madrás es el actual campeón del mundo, primer monarca indio y asiático, y el único exponente que ha ganado la corona compitiendo bajo tres modalidades distintas: el sistema knock-out (2000), liga a doble vuelta (2007), y match directo (2008, 2010 y 2012).

Por su parte, el jovencito prodigio de Noruega desbarató hace poco el récord de coeficiente (2851 en poder del Ogro de Bakú, Gari Kasparov), afianzándose en la cima del listado universal.

Ambos lideran la justa —junto al ruso Sergei Karjakin (2780) —, merced a tres unidades en cuatro presentaciones. Ambos vencieron este martes, y ambos pulsearán el jueves después del primero de los tres descansos programados en el primer Grand Slam de la temporada. ¡Una verdadera carnicería!

De un lado, la experiencia, el tino, la serenidad personificada, los nervios de cirujano de que alardea Anand. Del otro, una bestia con el cociente intelectual de un extraterestre y la genialidad de Mozart.

Durante mucho tiempo el orbe todo ha esperado que discutan el título absoluto, pero Carlsen se ha negado argumentando que no le agradaba el sistema competitivo empleado hasta entonces, criticando que el campeón aguarde por un retador, con la corona ceñida, sin sustos y poco riesgo. Tal vez simplemente no se sentía preparado.

Afortunadamente sí estará en la próxima disputa en pos del trono, pues la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) decidió sustituir el match de candidatos por un torneo —previsto para el primer semestre de 2013— en donde se enrolarán los jugadores de mejor coeficiente.

La modificación enseguida resultó bien vista por las grandes estrellas. El nórdico fue de los primeros en saludar esta nueva opción y su participación, sin dudas, le otorgará una mayor credibilidad al próximo ciclo por el título.

Volviendo al Tata Steel, les cuento que en la recién finalizada jornada Carlsen apabulló al indio Pentala Harikrishna (2698); Anand dispuso del armenio Levon Aronian (2802 y tercero en el ranking del orbe); el chino Wang Hao (2752) provocó la segunda derrota de su estelar compatriota, la jovencita de 18 años Hou Yifan (2603 y única mujer presente en la lid europea); el italiano Fabiano Caruana (2781) venció al local Ivan Sokolov (2667); y Loek van Wely (2679), de Holanda, se impuso ante su paisano Erwin L'Ami (2627).

Mientras, el estadounidense Hikaru Nakamura (2769) abrazó a Karjakin y el anfitrión Anish Giri (2726) firmó la paz con el húngaro Peter Leko (2735).

Ahora la tabla de posiciones está comandada por Carlsen, Anand y Karjakin —dueños de tres unidades— seguidos por Nakamura, Caruana, Leko, Harikrishna, van Wely y Wang, todos con dos kilos. Aronian, Giri, L'Ami y Sokolov acumulan 1,5 rayitas, viendo de cerca cómo la pequeña Hou duerme en el sótano acomodando su cabeza en un solitario punto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.