Calabaza, calabaza, el oro para su casa

El habanero Alejandro, «Calabaza», Valdés sorprendió en la primera fecha del Campeonato Nacional de Lucha Libre al vencer 2-0 al guantanamero Yowlys Bonne

Autor:

José Luis López

CIEGO DE ÁVILA.— A veces, en los deportes de combate no se satisfacen las expectativas por determinado pleito. Y así sucedió este miércoles, en la primera fecha del Campeonato Nacional de Lucha Libre, que hoy expira en la sala Córdova Cardín, de esta ciudad.

Todos nos preparábamos para  un cerrado duelo en los 60 kilogramos, entre el habanero Alejandro, «Calabaza», Valdés y el guantanamero Yowlys Bonne, por la pugna existente entre ambos desde hace un buen tiempo. Pero Valdés ratificó su actual estado de gracia, y para asombro de todos, paseó la distancia y salió airoso 2-0 (1-0, 5-0).

Esta fue la misma final del pasado año, cuando venció el ídolo del Guaso. Ahora, el capitalino se movió mucho sobre el colchón y consiguió el punto triunfal del primer período con un rápido pase atrás. En la esquina, el fogoso Bonne recibió orientaciones y salió dispuesto a emparejar el pizarrón en el segundo. Pero Valdés mantuvo baja la postura y le apretó fuerte las muñecas, para sentenciar el cotejo con un derribo, merced a un categórico tackle.

«Fue otro combate muy tenso, porque él (Bonne) siempre me exige. Para esta pelea entrené mucho y recibí el apoyo fundamental de mi sicólogo. Esta fue mi cuarta victoria al hilo sobre mi rival, pues anteriormente lo había derrotado en un control del equipo efectuado en Canadá —un mes antes de los Juegos Olímpicos—, en otro control en Cuba y en la Gala de Campeones de diciembre pasado», comentó «Calabaza» Valdés a JR. Aquí, las medallas de bronce fueron al aval de Erick Andújar (MAY) y Maikel Pérez (CFG).

Mientras, el bronce olímpico de los 66 kilogramos, el pinareño Liván López, se ciñó el cetro en los 74. En su camino dejó atrás a cuatro gladiadores, incluido el experimentado holguinero Yunierki Blanco, y en la final por 2-1 al avileño Reinier Pérez, monarca anterior.

Como se aprecia, por el oro Liván firmó una excelente remontada. Cayó en el período inicial, pero con un supplés contraatacó eficientemente un tackle de Pérez para vencer en el segundo y llevar el duelo a un tercer acto, en el cual perdía 0-2 a falta de 40 segundos para que concluyera. Ahí, el vueltabajero se mostró veloz, consiguió un pase atrás y sacó al rival de la zona de competencia para anotarse el último punto del decisivo parcial.

«Fue un reto muy difícil y no me esperaba este título, porque mis rivales están más adaptados a este peso. Pero me esforcé e hice bien las cosas para ganar», aseveró Liván. Con terceros puestos concluyeron Blanco y el habanero Esteban Quintana.

Y en los 96 kilogramos, el fornido santiaguero Javier Cortina no encontró resistencia alguna de sus rivales y ganó los tres cotejos por pegada. En pos de la corona, que ya poseía, sometió al joven villaclareño Abraham Conyedo, plata en los Primeros Juegos Olímpicos de la Juventud, en Singapur 2010. Las preseas de bronce correspondieron al local Jordan Lastre y Raisel Almora (PRI).

Finalmente, en los 50 kilogramos, el granmense Leandro Salfrán se repuso de un primer período adverso y derrotó 2-1 (0-1, 1-1, 3-1) al espirituano Albin Megrath. Con medallas de bronce se alzaron el camagüeyano Jonny Duarte y el habanero Davián Quesada.

Hoy, en la jornada de cierre, se disputarán las presas en las divisiones de 55, 66, 84 y 120 kilogramos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.