Nada está dicho

En una de las semifinales de la Copa del Rey, salió mejor parado el Barcelona con el empate 1-1 frente al Real Madrid, y ahora todo se definirá en el feudo de los catalanes

Autores:

Janelle Pumariega Santana
Luis A. Autié Cantón

El primer clásico del fútbol español en la presente temporada no tuvo lamentos. Del Santiago Bernabéu, escenario de la ida correspondiente a una de las semifinales de la Copa del Rey, salió mejor parado el Barcelona con el empate 1-1 frente al Real Madrid, y ahora todo se definirá en el feudo de los catalanes.

Con un primer tiempo muy parejo en cuanto a oportunidades de gol para ambos equipos —aunque infructíferas—, la balanza se inclinó hacia el lado de los azulgranas, cinco minutos después de iniciada la segunda mitad.

Cesc Fábregas, que no había sobresalido hasta el momento, hizo una buena combinación con Lio Messi, y encajó el balón en la portería custodiada por Diego López, reemplazo del experimentado Iker Casillas.

Durante los minutos siguientes se vio a un Barça muy inspirado, que no se desesperó y, con su habitual tiqui-taca, trató de crear los espacios. Sin embargo, no consiguieron sumar otro gol.

Quienes sí lo lograron fueron los merengues en el minuto 81, por intermedio del central francés Raphael Varane —sin duda el mejor jugador local del encuentro—, con un remate de cabeza que llegó hasta el fondo de la cabaña defendida por Pinto.

El partido cerró con un Madrid revitalizado que trató de sentenciar, pero la defensa culé abortó todas las escaramuzas hasta el pitazo final. Así, todo quedará dicho en el Camp Nou, donde se volverán a ver las caras estos colosos ante la atenta mirada del planeta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.