Está lo dicho, faltan los hechos

Los seleccionadores de la nómina cubana no traicionaron a última hora su filosofía, no hicieron concesiones con la historia, y echaron mano a quienes viven por estos días en estado de gracia

Autor:

Raiko Martín

Lógica y consecuente. Con apenas dos vocablos me animo a definir la selección de 28 jugadores, que bajo las órdenes de Víctor Mesa, asumirá en poco más de dos semanas la trascendental tarea de encumbrar a Cuba en el III Clásico Mundial de béisbol.

Hace casi un mes, el inquieto manager villaclareño y sus colaboradores divulgaron un listado similar con seis nombres que este miércoles se cayeron de la convocatoria. Los seleccionadores no traicionaron a última hora su filosofía, no hicieron concesiones con la historia, y echaron mano a quienes viven por estos días en estado de gracia.

Así llegó el vueltabajero Yosvani Peraza hasta el grupo de elegibles, y mantener su madero encendido le valió un huequito en la tríada de receptores escogidos. «Se está poniendo los arreos, pero solo se sentará detrás de home si es estrictamente necesario. Su función será otra», aclaró Víctor antes de reconfirmar la titularidad del espirituano Eriel Sánchez.

Todos los consultados para la conformación del grupo prefirieron al capitalino Frank Camilo Morejón antes que al villaclareño Yulexis La Rosa, muy «apagado» en los últimos tiempos, según el criterio del estratega. Y así, una por una, despejó cada una de las inquietudes.

Víctor lamentó que el avileño Rusney Castillo no lograra rebasar el mal momento ofensivo que se extendió hasta los tres partidos «internos» de la pasada semana. Y con la misma pasión y transparencia, defendió la inclusión del segunda base pinero Andy Ibáñez, el más joven de la expedición y sin estadísticas destacables en las recientes escaramuzas. «Preferimos no guiarnos por los números, sino por lo que vimos. Y sus conexiones fueron buenas, su defensa fue excelente, y sus asistencias también. Y todo eso valió a la hora de elegirlo», argumentó.

Con criterios muy parecidos explicó la permanencia del matancero Guillermo Heredia, quien aparece ahora con el camino más despejado hacia el puesto de hombre proa en la alineación. Y todo parece indicar que el capitalino Yasmani Tomás aprovechó el casi un mes que medió entre los dos llamados a filas para convencer a Víctor que, a pesar de algunas limitaciones, puede ser un hombre que encaje en su propuesta de juego.

La gran interrogante del grupo pende sobre la cabeza de Yadier Pedroso, llamado a la preselección sin números notables, y a quien no le dio la bola en los tres pleitos a puerta cerrada. Interrogado sobre su actual estado, Víctor no vaciló en calificarlo como excelente. «En todos los sentidos está muy bien. Ha bajado su peso corporal, y ha cambiado totalmente su mentalidad. Es otra persona», añadió.

El ex estelar jardinero también se refirió a la salida del zurdo tunero Darién Núñez, a quien no vio últimamente en su mejor forma. «Me parece que estuvo sobreutilizado por su equipo en los últimos tiempos, y llegó sin su velocidad acostumbrada. Es algo que tenemos el deber de solucionar para que no vuelva a pasar», sentenció.

En contraste, tuvo palabras de elogio para el actual nivel del zurdo granmense Leandro Martínez y el diestro villaclareño Diosdani Castillo, otra de las recientes adquisiciones que logró incluirse entre los seleccionados.

Por último, Víctor aclaró que todos los ahora descartados asumieron los argumentos dados, y se mantendrán en acción bajo la atenta mirada del manager avileño Roger Machado por si se necesita realizar algún cambio. «Tenemos hasta el día 20 para inscribir oficialmente al equipo y vamos a tener algunos topes para seguir evaluando. Incluso después, si ocurre un imprevisto, alguno de ellos puede ser llamado, y ellos saben que tienen que estar listos».

Lo que viene

Hecho el corte, el equipo viajará hoy hacia Taipei de China pocas horas después de recibir la bandera en una ceremonia programada en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución.

Según trascendió, el grupo debe desembarcar el día 16 en esa nación asiática con el objetivo de disputar allí cinco partidos de preparación los días 18, 19, 21, 22 y 24 del mes en curso. «Estos juegos, al igual que los pactados para los días 27 de febrero y 1ro. de marzo ya en Japón, serán frente a equipos profesionales de esas naciones, aunque en uno de ellos nos enfrentaremos a la selección de Holanda», explicó Jorge Fuentes, jefe técnico de la preparación.

Tanto él como Víctor coincidieron en señalar la importancia de este roce previo, que servirá para la adaptación al cambio de horario, y para probar a los jugadores menos establecidos. Por tales razones, prefirieron no adelantar una posible alineación para esos desafíos.

«Todo lo que hemos hecho y seguiremos haciendo es para llegar en la mejor forma posible al primer día del torneo», dijo Fuentes con referencia al duelo inicial en el grupo frente a Brasil, para el cual el alto mando del equipo cubano volvió a señalar al diestro espirituano Ismel Jiménez como el lanzador abridor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.