El librito de Víctor

En los dos primeros duelos previos de preparación celebrados en Taipei de China, el equipo ha fabricado cinco anotaciones como promedio. Pero también ha dejado una importante cifra de corredores en circulación

Autor:

Raiko Martín

Se ha repetido hasta el cansancio que cada mentor tiene su librito. Y el del villaclareño Víctor Mesa, según le he escuchado últimamente, tiene sus particularidades.

Para el inquieto manager, no es un problema carecer de un primer bate a la vieja usanza, de esos que se destacan por poseer una velocidad endiablada en el recorrido de las bases, un toque de bola exquisito, una paciencia notable para «exprimir» al lanzador contrario, y si es preciso, regatearle un boleto.

Para el ex jardinero, todos son hombres proa, pues quien inicia el line up solo tiene garantizada esa función en la entrada inicial. Y uno, acostumbrado a escuchar lo contrario, hasta puede que le encuentre su lógica.

Tampoco anda Víctor preocupado por la potencia de sus sluggers, pues prefiere jugadores que sepan conectar con la efectividad y oportunidad necesarias. Algo así como el Frederich Cepeda de la madrugada de este martes frente a Australia, capaz de fletar las dos anotaciones decisivas con un imparable que encontró los ángulos congestionados.

Según el actual timonel del equipo cubano, la ausencia de ese detalle ha lastrado nuestro poder ganador, y reencontrar ese «eslabón perdido» multiplicaría las posibilidades de éxito en el cercano III Clásico Mundial.

En los dos primeros duelos previos de preparación celebrados en Taipei de China, el equipo ha fabricado cinco anotaciones como promedio. Pero también ha dejado una importante cifra de corredores en circulación. No descubro el agua tibia si digo que con 25 imparables, dos de ellos más allá de los límites del terreno, dan para más de diez anotaciones.

También Víctor profesa como ideología de juego el constante movimiento, de ahí que hemos extrañando en estas dos primeras presentaciones una alineación alternativa, o cuando menos, una variación en el orden de comparecencias. El bateo a discreción de Yulieski —un hit en ocho turnos— en el tercer turno pudiera dar pie para salir del inmovilismo.

De momento, la prolífica factura ofensiva sigue despejando recientes dudas. Solo los receptores Frank Camilo Morejón y Yosvani Peraza, así como el utility avileño Raúl González, no han logrado marcar en su casillero de hits, pero hay que reconocer que son de los que menos oportunidades han tenido hasta el momento. Solo falta por debutar en este acontecimiento previo el capitalino Yasmani Tomás, aquejado de un leve malestar digestivo, según el colega Antonio Díaz Susavila, quien acompaña al equipo por estos días.

De la alineación, hasta ahora con grandes posibilidades de ser la titular en el debut contra Brasil, seis hombres compilaron por arriba de .300 en sus averages después de las primeras escaramuzas.

Sigue el santiaguero Alexei Bell en plan de bujía inspiradora con cinco indiscutibles en siete veces al bate, mientras que el espirituano Eriel Sánchez, de 6-3, sigue apuntalando con el bate su titularidad detrás del plato.

Después de una jornada de trabajo «interno», el equipo volverá mañana a topar, ahora frente al equipo NC Dinos de la principal liga profesional de Corea del Sur. El momento se pinta ideal para seguir ganando en confianza, calibrar cada una de las piezas del conjunto, y atreverse a ensayar esas movidas del «juego chiquito», comprendido también en el catálogo de Víctor.

Actuación ofensiva del equipo: Guillermo Heredia (9 veces al bate-2 hits/average .222), José Miguel Fernández (3-1/.667), Yulieski Gourriel (8-1/.125), Frederich Cepeda (8-3/375), José Dariel Abreu (7-3/.429), Alfredo Despaigne (7-2/.286), Alexei Bell (7-5/.714), Eriel Sánchez (6-3/.500), Erisbel Arruebarruena (6-2/.333), Luis Felipe Rivera (1-1/.1000) y Andy Ibáñez (5-1/.200).

Sube el telón

Mucho se ha escrito sobre las estrellas que posiblemente estarán ausentes en el III Clásico Mundial, pero hoy quedará todo dicho con la inscripción oficial de los 16 equipos que optarán por el cetro del torneo.

Sin embargo, no hará falta el procedimiento para saber que finalmente el estelar zurdo Johan Santana no formará parte del staff de lanzadores venezolanos, pues no recibió la autorización de los Mets de Nueva York, su equipo en las Grandes Ligas de Estados Unidos.

«Él quiere participar», reconoció el gerente general de los Mets, Sandy Alderson. «Lo sabemos. Nosotros también queremos eso. Pero bajo estas circunstancias, no creo que sea para su beneficio, ni el nuestro», explicó el directivo en referencia a las lesiones que aquejaron a Santana a finales de la pasada campaña.

Otro que se bajó del tren del Clásico fue el lanzador mexicano Luis Ignacio Ayala, quien prefirió mantenerse en los entrenamientos primaverales de su equipo, los Orioles de Baltimore.

Por cierto, ya Rick Renetría, mentor de México, podrá elegir a peloteros que jueguen en la liga profesional local, luego que la directiva de esta reconsiderara su decisión de cancelar el contrato de aquellos que aceptaran la invitación a participar en el torneo.

Además, este martes los organizadores presentaron los uniformes que vestirán los equipos participantes en el Clásico Mundial. Las camisetas de home club para Cuba serán blancas con ribetes rojos en el cuello, las mangas y los costados, y el nombre en azul. En la de visitador predomina el rojo, con detalles azules en los lugares antes mencionados y el nombre en blanco. Para esta edición del torneo se seleccionó un diseño único para todos los equipos con el color como elemento distintivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.