Quien da primero…

El el primer partido de la la Gran Final, el equipo habanero derrotó a los Búfalos avileños

Autores:

Abdul Nasser Thabet
Abdul Nasser Thabet

Casi a la sombra del ya horneado III Clásico Mundial de Béisbol, la Liga Superior de Baloncesto (LSB) cubana tuvo su primer desenlace en la Gran Final, con un elenco de actores totalmente respetuosos ante el guión esbozado hace buen rato por los entendidos. Los números no engañan y la realidad habla basada en un presente que, para nada divorciado de la historia, muestra al conjunto de Capitalinos como amplio favorito en pos del título.

De ahí que este jueves los de La Habana abrieran las hostilidades en su casa paseando fácilmente ante los campeones defensores, unos Búfalos avileños diezmados, con muy poca fuerza en la embestida, y cabizbajos ante el categórico marcador de 89-73.

Restan cinco partidos —sin contar el que se disputaba al cierre— y muchos se preguntan si el pasado asomará por alguna hendija para alentar a los vigentes monarcas, pues de cuatro epílogos celebrados ante sus actuales retadores han salido airosos en tres oportunidades.

Imagino desde ahora los improperios en mi contra. «Que si es de la capital, que si anda parcializado». Mas, advierto que solo trato de agarrarme a la lógica, y esa, aunque bien me indica «apostar» por los habaneros, también sugiere que a los grandes hay que respetarlos. Por ello no doy por sentado absolutamente nada. Veremos qué pasa y cuántas tomas se lleva esta película.

De vuelta al partido inicial, les cuento que, como se esperaba, la acertada puntería de los vencedores y su potente banca inclinaron la balanza desde el pitazo inicial. Además, tuvieron un 50 por ciento de efectividad en los tiros de campo (33 de 66), apoyados en la versatilidad de  dos suplentes como Santiago Peñalver y Yohandrys Pérez.

¿Qué hubo desde el bando contrario? Pues lo de siempre: talento, coraje a pesar de las adversidades y un Yoan Luis Haití que espanta hasta al Coco. «La mole», aun con un tobillo «a media máquina», redondeó 21 tantos y alcanzó 14 rebotes, pero los desaciertos en los tiros de campo (26 de 70) y un pírrico 54 por ciento de efectividad en tiradas libres le pasan la cuenta hasta al mejor elenco.

Visto lo sucedido, los giraldillos parecen estar con el viento a su favor, y trataban de barrer en casa para comenzar a forjar su séptima corona. Evidentemente complacido con el triunfo, el técnico Ernesto Williams se mostró confiado en sus muchachos, alegando que «el resultado salió por la entrega, el continuo entrenamiento y el buen estado de todos. No será fácil, pues ellos son los monarcas defensores, pero creo que estamos más descansados y equipados, por lo que apostamos por imponernos en casa para viajar relajados y sin presión».

Los duelos se trasladan ahora de la Polivalente Ramón Fonst a la avileña Giraldo Córdova Cardín, los días 25, 26 y 28, según el nuevo calendario.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.