Brasil por poco, Holanda por mucho - Deporte

Brasil por poco, Holanda por mucho

Brasil estuvo a punto de vencer a Japón y causar una gran sorpresa en el III Clásico Mundial de Béisbol. Con una notable faena, Holanda se impuso ante Corea del Sur, subcampeona de este certamen

Autor:

Raiko Martín

Fukuoka.— Hubo una especie de sentimientos encontrados este sábado entre la prensa cubana presente en el imponente estadio Yofuoku! Dome de esta ciudad, que agrupa a los candidatos del grupo A para ocupar el trono del III Clásico Mundial de Béisbol.

Por cercanía geográfica y espiritual, disfrutábamos la extraordinaria faena que venía realizando el equipo brasileño frente a los favoritos y anfitriones japoneses, quienes comenzaban con titubeos la defensa de su corona en las dos versiones anteriores del torneo. A la vez, especulábamos sobre cuál sería el desenlace más conveniente, con vistas al debut del equipo cubano, precisamente ante los sudamericanos, menos de 24 horas después.

Así, lo sucedido en el octavo capítulo —al menos para mí—, tuvo un sabor agridulce. Y al final terminé nuevamente convencido de que el béisbol, como todos los deportes, está abierto a las sorpresas y a la suerte, aunque termine rigiéndose por códigos ineludibles.

La prueba estuvo en cada uno de esos siete capítulos previos, en los que los discípulos de Barry Larkins tuvieron a los aficionados japoneses en vilo, aun cuando fuera ensordecedor y continuo el apoyo desde el graderío. Estuvieron a poco de tejer una proeza, tal vez superior a la eliminación del equipo panameño en el certamen clasificatorio, pero se les acabó el estambre y la fortuna les dio la espalda.

Del otro lado, el manager Kenji Yamamoto echó mano a lo más conservador del catálogo asiático para evitar lo que parecía un naufragio en costa propia. Por un instante, imaginé a los aficionados cubanos estupefactos con la decisión de sacrificar a su cuarto bate, para luego sustituir sin miramientos a un hombre con la experiencia de Inaba. Eso en el Latino hubiese sido casi un sacrilegio, pero aquí es parte de un manual de estilo que les ha brindado no pocos frutos. Y este triunfo fue uno más.

Finalmente, se impuso la lógica, pues no es un secreto que el equipo brasileño carece de profundidad en su pitcheo de segunda línea. Y en un torneo como este, pactado con limitación de lanzamientos, eso tiende a marcar diferencias.

No obstante, Larkins confesó que se siente orgulloso del trabajo hecho por sus muchachos, y resaltó que en los resultados influyen mucho los detalles, en alusión al impresionante lance del segunda base Felipe Burin sobre la fuerte línea del emergente Abe, cuya total retención hubiese minimizado los daños en el fatídico episodio.

El ex estelar «grandesligas» fue muy gentil con la prensa cubana, y en un aparte nos aclaró sobre la decisión de utilizar a Rienzo, su mejor carta, frente al equipo cubano. «No lo reservamos. Simplemente él no se incorporó desde el principio, y pensamos que necesitaba un día más para estar completamente listo», explicó.

Holanda asume el rol

Por más que lo avale el último título mundial que refrendó en solitario la Federación Internacional de este deporte (IBAF), no dejó de sorprender el triunfo por 5-0 de Holanda sobre Corea del Sur, durante la jornada de apertura en el grupo B del torneo, con asiento en la bella urbe de Taichung, en Taipéi de China.

Tan inesperado como el desenlace fue la forma en que sucedió, pues cuatro lanzadores «tulipanes», encabezados por el diestro Diegomark Markwell, blanquearon a la nada despreciable ofensiva de los vigentes subcampeones del torneo, capaz de conectar apenas cuatro imparables.

Abortada la sorpresa en Fukuoka, los holandeses asumieron el rol de «matagigantes» que ya protagonizaron en la pasada edición, cuando sometieron par de veces a la potente escuadra de República Dominicana para sacarla del torneo.

Las faenas de Markwell y sus «escuderos» Yntema, Boyd y Pawelek, no hubiesen tenido mayor premio sin los considerables aportes del jardinero Roger Bernardina y el torpedero Andrelton Simmons, este último con tres imparables —dos de ellos dobles— en cinco turnos, para marcar par de anotaciones.

En esa misma llave, los anfitriones descorrieron antes las cortinas con un inobjetable éxito por 4-1 sobre el elenco australiano, sin dudas, el de menos alcurnia entre los cuatro candidatos.

Ambos desenlaces dejaban la escena lista para el enfrentamiento hoy entre holandeses y locales, cuyo vencedor se llevaba el plus de certificar con antelación sus pasajes rumbo a la segunda ronda del certamen, con asiento en Tokio.

(Ver más sobre el III Clásico Mundial de béisbol)

Resultados del sábado

ESTADIO YOFUOKO! DOME C H E
JPN 0 0
1
1
0
0
0
3
0
5
7
1
BRA 1 0
0
1
1
0
0
0
0
3 9 0
Ganó: T. Settsu (1-0)
Perdió: O. Nakaoshi (0-1)
JS: K. Makita (1)

 

ESTADIO DE TAICHUNG
C H E
KOR 0
0 0 0 0 0
0 0 0 0 4 4
NED 0 1 0 0 2 0 2 0 x 5 10 0
Ganó: D. Markwell (1-0)
Perdió: S. M. Yoon (0-1)

 

ESTADIO DE TAICHUNG
C H E
AUS 0 0
0
0
0
0
1
0
0
1 5
0
TPE
1 0 2 0 1 0
0
0
X 4 10
0
Ganó: C. M. Wang (1-0)
Perdió: C. Oxspring (0-1)
JS: H.W. Chen (1) 
HR
: C. M. Peng, S. Welch

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.