Sin miedo a lo desconocido

La selección bajo el mando de Víctor Mesa cuenta con 18 jugadores que participan por primera vez en un Clásico Mundial y entre ellos hay varios que visten por primera vez la camisa del equipo Cuba

Autor:

Raiko Martín

FUKUOKA.— No abundan en el presente Clásico Mundial de Béisbol los equipos como el de Cuba, que puede presumir de tener en su nómina tres jugadores con experiencia en las dos versiones precedentes. No obstante, la selección bajo el mando de Víctor Mesa la integran 18 jugadores que debutan en tales citas, entre ellos varios que por primera vez visten la camisa con las cuatro letras del equipo grande.

Para todos esos «primerizos», estar hoy en esta ciudad defendiendo los anhelos de millones de cubanos significa haber convertido en realidad el sueño de sus vidas. La experiencia va siendo satisfactoria, y se sienten listos para asumir un reto para ellos hasta ahora desconocido.

Uno es el infilder pinero Andy Ibáñez, quien ha participado en certámenes internacionales durante su paso por las categorías juveniles, y ahora se mueve con facilidad entre tantos consagrados. En un intermedio durante el primer entrenamiento del equipo en esta sureña urbe nipona, nos comentó sentirse listo para desempeñar el papel que le toque. «Me siento muy bien, adaptado completamente, y listo. Estuve ya cogiendo muchos roletazos en la superficie sintética como la del impresionante estadio en el que jugaremos, y ya vi que la pelota se mueve un poco más rápido, pero eso no será problema», nos expresó el muchacho de apenas 19 años, con apenas dos participaciones en series nacionales.

Par de campañas más al máximo nivel de la pelota cubana lleva sobre sus espaldas el versátil Yasmani Tomás, considerado por la mayoría de los entendidos como uno de los mayores prospectos de la actualidad.

Instantes después de practicar el bateo sobre la grama del estadio perteneciente al Instituto Tecnológico de Fukuoka, Yasmani no dudó en reconocer que su inclusión ha sido el fruto de muchas horas de superación. «He trabajado mucho en mi sistema de bateo, escuchando todos los consejos que me han dado, y hasta ahora las cosas van mejorando», dijo en referencia a sus buenos desempeños en los recientes partidos de preparación.

Sus expectativas son las mismas del resto del grupo. «Salimos convencidos de que somos capaces de llegar hasta San Francisco para luchar por el título, y yo me siento confiado. Es el torneo más difícil que he enfrentado, todos los rivales tienen una gran calidad, pero nosotros también, y lo vamos a demostrar», sentenció el capitalino.

Mucha más experiencia en casa tiene el pinero Luis Felipe Rivera, a quien se le habían cerrado hasta ahora las puertas de la selección nacional para un evento de tanta magnitud. «Después de 17 series nacionales, ya iba pensando en el momento del retiro, pero este entrenamiento que he tenido hasta ahora me ha venido de maravillas. He aprendido muchas cosas valiosas que me van a servir para seguir dando guerra aquí, y en el equipo de la Isla de la Juventud por varios años más», aseguró.

Para su coterráneo Raicel Iglesias, la primera estancia en el Yofuoku! Dome resultó algo increíble. «El tamaño, la grama, nunca había estado en uno así, pero nada, solo fue la primera impresión. Rápidamente el psicólogo del equipo habló conmigo, me dijo que me fuera adaptando, para que el día que tuviera que salir a lanzar no sintiera ninguna presión», fueron las impresiones de joven pitcher de apenas 23 años.

Por su parte, el también lanzador Diosdani Castillo no ve el momento de subirse al box para poner en práctica lo que mejor sabe hacer: sacar outs. También de estreno en estas faenas, reconoce que será un considerable desafío enfrentar a jugadores de gran experiencia en el béisbol profesional, pero eso no le quita el sueño. «Estarán muy bien preparados, pero al final es el mismo juego. Ellos con un bate y nosotros tratando de que no conecten. Si hacemos las cosas como hay que hacerlas, podemos lograr todo lo que nos propongamos», asegura el diestro villaclareño, para quien la mayor novedad de esta experiencia va siendo su primer viaje en avión.

Y así, más allá de la inexperiencia competitiva de primer nivel, los más nuevos del grupo comparten el mismo compromiso. Cada uno de ellos tiene muy claro el rol que le corresponde dentro del equipo, y se sienten preparados para cumplirlo. Llegar a las finales en San Francisco, sigue siendo la meta de todos.

(Ver más sobre el III Clásico Mundial de béisbol)

lll Clásico Mundial de Béisbol, transmisiones de la TV Cubana

Tabla de Estadísticas

 

Tabla de Estadísticas

 

Tabla de Estadísticas

 

Tabla de Estadísticas

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.