Cuba noquea a Taipei de China y sigue con vida en el Clásico Mundial

La ofensiva criolla se desbordó completamente ante los asiáticos. Los antillanos enfrentarán este lunes al perdedor del encuentro dominical entre Japón y Holanda

Autor:

Raiko Martín

Tokio.— Si es verdad que parte de la grandeza de los hombres se mide por su capacidad de levantarse, la estatura del equipo cubano que este sábado sometió aquí a su similar de Taipéi de China, es inmensa. A la grama artificial del imponente Tokyo Dome de esta ciudad saltaron, al igual que sus rivales, con el agua al cuello. Pero a diferencia de estos, supieron hacer sonar el madero de una forma extraordinaria, para así mantener vivo el sueño de coronarse en el presente Clásico Mundial de Béisbol.

Nada afortunada había sido la anterior presentación de los dirigidos por Víctor Mesa, superados en toda la línea por una novena holandesa que pinta para cosas grandes. Mas la respuesta para la situación de emergencia fue un demoledor nocao de 14-0, aderezado por cuatro cuadrangulares entre los 12 hits conectados.

«Antes del juego le pedí a los muchachos que lograran ponerse rápido en ventaja, pues eso nos ayudaría mucho a cumplir el objetivo. Luego se reunieron ellos solos y se hablaron duro, y parece que funcionó», comentó luego Víctor, visiblemente feliz con el resultado.

El efecto de las charlas no se hizo esperar, pues en la misma primera entrada Frederich Cepeda, con José Miguel Fernández anclado en la inicial, le «enderezó» un lanzamiento al abridor y perdedor Ching-Lu Lo, para llevar la pelota más allá de los límites del jardín derecho. El mazazo fue demoledor para un equipo agotado y todavía en evidente estado de shock, por el increíble varapalo sufrido un día antes frente a los anfitriones. Y ese fue el inicio de su fin.

Nunca pudieron los asiáticos ni tan siquiera acercarse a una reacción, pues en la loma de los suspiros se encontraron con un Danny Betancourt dotado de una seguridad a prueba de balas. «Salí consciente de la extraordinaria responsabilidad que tenía, y no podía fallar», nos dijo el derecho santiaguero, antes de asegurar que este había sido su triunfo más relevante desde su regreso a la selección nacional.

Otros que estuvieron a la altura de las exigencias del choque fueron los capitalinos Frank Camilo Morejón y Yasmani Tomás, variantes de lujo para suplir a los titulares de sus respectivas posiciones. El estacazo sin fin del segundo fue clave para enrumbar la nave hacia buen puerto, en una noche en la que al equipo le funcionó todo, incluso el reiterado toque de sacrificio de Pito Abreu, con el que Víctor —según sus palabras— pretendió demostrar la validez de sus teorías.

Después de esos «gloriosos» momentos, el rival se encontraba con la espalda a escasos centímetros del colchón. Faltaban unas pocas estocadas para rematar a la víctima, y de ellas se encargaron Alfredo Despaigne y el propio Abreu.

El primero ratificó su excelente estado de gracia al firmar su tercer vuelacercas en lo que va del torneo, y el octavo desde que el grupo inició por este lado del mundo el último tramo de su preparación. La de Pito, por contundente y kilométrica, puso el sello a este mensaje de atención enviado al próximo contrincante.

«Cualquiera que sea el rival, saldremos con la mismo fuerza», fue la contesta común de Víctor y sus pupilos, interrogados sobre sus preferencias para el próximo desafío, igual de vital para las aspiraciones del equipo.

Su identidad solo se sabrá después del duelo entre holandeses y locales, vencedores en la primera fecha de esta vuelta. Por los europeos fue anunciado Rob Coderman, mientras que la escuadra local dependería de los envíos de Kenta Maeda.

Cosa de locos

Patas arriba continúan las cosas en uno de los restantes grupos del torneo, envueltos en sus respectivas rondas de eliminación. La gran protagonista de los titulares volvió a ser la representación de Italia, que de convidada de piedra en el grupo D, se convirtió de la noche a la mañana en la de mejores opciones para avanzar a la siguiente instancia.

Los dirigidos por Marco Mazzieri volvieron a hacer de las suyas con el madero, y zarandearon de tal forma al elenco canadiense, que lo dejaron sin vida a la altura del octavo capítulo con pizarra de 14-4.

Esta situación inesperada pudiera extenderse, aunque ya sería insano apostar por un nuevo triunfo de los azzurris frente a la potente selección de Estados Unidos, que montada también en el carrusel de las sorpresas, sucumbió en su debut frente a México con marcador de 2-5.

Después de este inesperado desenlace, los mexicanos pusieron rodilla en tierra por segunda vez, ahora sometidos por los canadienses por marcador de 3-10. Así, desde ahora habrá que poner cerca la calculadora, pues el desenlace en Arizona pudiera ser de fotofinish.

Más coherentes marchan las cosas por la capital de Puerto Rico —sede del grupo «de la muerte»— donde los anfitriones tuvieron un feliz estreno al doblegar a la «multinacional» escuadra española por 3-0. Allí todo parece pintado para que la potente República Dominicana cubra sin sobresaltos el trayecto, pues luego de apalear a Venezuela consiguieron su segundo éxito con un favorable 6-3 sobre los ibéricos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.