Una Copa rebosante - Deporte

Una Copa rebosante

La garrochista Yarisley Silva logró este sábado 4.81 metros en la Copa Cuba

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El salto le hubiese valido la corona en cinco de los siete Campeonatos Mundiales del deporte rey que han acogido la garrocha para damas. Solo Helsinki 2005 y Daegu 2011 le reservarían la plata. Claro que los tiempos cambian y las exigencias aumentan, pero hoy mismo Yarisley Silva es una de las pertiguistas más estables y constantes de orbe.

La encontré en uno de los pasillos del agonizante estadio Panamericano, y tenía el semblante de quien no ha cometido hazaña alguna. Ya saben, esa cara de modestia y de «¿cuál es el alboroto?» que ponen quienes se acostumbran a las grandes cosas.

El honor fue de la Copa Cuba de atletismo —y del escaso público presente—, principal justa de ese deporte en la Isla, testigo incólume del récord centroamericano y caribeño de la pinareña tras volar sobre los 4,81 metros este sábado durante la jornada inaugural.

«El resultado salió, en realidad no lo esperaba. Es lo mejor de la actual temporada al aire libre, pero no me puedo confiar, pues tengo muchas rivales de calidad que seguro darán batalla en el próximo Mundial absoluto, pactado del 10 al 18 de agosto en Moscú. Lo de la estadounidense Jennifer Suhr estuvo muy bien. Un 5,02 bajo techo no es cualquier cosa y debe andar cerca en Rusia. Fabiana Murer, de Brasil, siempre está en la pelea, al igual que la británica Holly Bleasdale. Todas son contrincantes difíciles», declaró la subtitular olímpica.

«Venía a mantener mis resultados. No era el día en que mejor me sentía, y por eso me sorprendí, aunque desde hace mucho tiempo estoy preparándome para esto», confesó sonriente la también reina panamericana.

La medalla de plata colgó del cuello de la habanera Daylis Caballero, merced a 4,30 metros.

En otros resultados, Orestes Rodríguez se impuso en los 400 metros planos (46,87 segundos), cómodo ante la descalificación por salida en falso del estelar William Collazo. El segundo lugar salió de las piernas de Noel Ruiz (47,57), mientras el bronce lo negociaba Yosmany Marrero (47,64).

El disco voló mejor con la potencia de Jorge Fernández (62,12 metros), seguido por el trinitario Quincy Wilson (58,65) y el santiaguero Joel Antomachí (46,92).

En esta disciplina sorprendió la participación de uno de los mejores decatletas del mundo. Hablo, como suponen, de Leonel Suárez, quinto con un envío de 45,85, a tono con una preparación que busca pulir su rendimiento en algunas pruebas no tan destacadas de su arsenal, sin excederse con muchos eventos múltiples que pudieran agotarlo de cara a mayores compromisos.

La vuelta al óvalo para féminas fue dominada por Daysiurami Bonne (53,18 segundos). Después se ubicaron Yaimeisi Borlot (54,61) y Gilda Casanova (55,41).

El triple salto se contentó con el triunfo de Ernesto Revé (17,47 metros y tope personal), en una pugna en la que lamentablemente se lesionó Pedro Pablo Pichardo, vigente campeón juvenil.

Hoy, en durante la fecha de clausura, destacan las pruebas de lanzamiento del martillo para ambos sexos, el salto triple femenino, la jabalina entre los hombres, los relevos largos, el salto de altura varonil, los 400 metros con vallas del mal llamado sexo fuerte y el salto con pértiga masculino.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.