En vivo ¿todo es distinto?

Una muestra del performance, el Elo en vivo y los puntos ganados y perdidos de los aspirantes al título mundial

Autor:

Abdul Nasser Thabet

No hablaré de televisión ni de trasmisiones en tiempo real. El término en cuestión hace referencia, en este caso, al ajedrez, específicamente al Torneo de Candidatos, una fortísima confrontación entre ocho monstruos que frenéticamente buscan un cupo para discutir el título mundial. Hoy presentaré, además de los más recientes resultados, el performance de cada uno de los aspirantes y su Elo en vivo. Resulta que no siempre el líder es quien mejor lo hace. Paradójico, ¿verdad?

Claro, mientras más coeficiente se tenga más difícil resulta mantenerlo, sobre todo ante rivales de peores números, pues una igualada la logra cualquiera. Por ello el desempeño del noruego Magnus Carlsen (2872 puntos Elo) siempre provoca admiración. Ya es sabido que el Mozart del juego ciencia no tiene competiciones malas, pues empata poco y gana mucho, sin importar el contrario.

Sin embargo, a pesar de que el jovencito de 22 años comanda la lid, merced a tres triunfos y cinco armisticios, mostrándose como el principal favorito, no es precisamente quien mejor lo ha hecho. Esto, repito, según los parámetros del físico estadounidense Arpard Emrick Elo, y sabiendo que los astronómicos números del recordista histórico del ránking de la FIDE lo ponen en desventaja con otro que iguale su desempeño en determinada competencia.

Entonces, el armenio Levon Aronian (2809), a pesar de ocupar el segundo escaño con idéntico acumulado que Carlsen, descuella gracias a 2935 unidades de rendimiento, un Elo en vivo de 2821,8 y una suma de 12,8 kilos solo en la presente lid.

El nórdico aparece con 2920 de acuerdo a su actuación, Elo en vivo de 2875 y un acumulado de 3,7. Mas, el sistema de desempate le favorece y todavía comanda las intenciones de pugnar por la corona. Según los entendidos, y yo —amén de que solo sea un espectador y amante, no especialista— debe salir airoso, para protagonizar uno de los duelos más esperados del siglo XXI. Viswanathan Anand (2784) aguarda en su trono. Veremos si aflojaron las garras del Tigre de Madrás y si el nuevo músico del reino de Caissa compone la mejor de sus sinfonías.

Siguiendo el tema, le cuento que salvo estos dos muchachotes, el resto de los aspirantes muestran un equilibrio total en cuanto a su puesto en la tabla general y las estadísticas analizadas.

Así, el ruso Vladimir Kramnik (2810) marcha tercero, alardea con 2822 rayas de performance, 2803,3 kilos en vivo y 6,7 puntos cedidos. Su compatriota Alexander Grischuk (2764) amaneció recostado a la cuarta almohada, juega para 2786, ostenta 2766 justo ahora y ha ganado 2,4 unidades.

La tríada del Gigante Euroasiático cierra con la libretita de Peter Svidler (2747), quinto con 2751 de rendimiento, 2744 de Elo en vivo y -2,6 rayas.

El israelí Boris Gelfand (2740) poco a poco se va despidiendo —si no es que ya lo hizo— de la posibilidad de reeditar su match con el vigente campeón. Parece que las oportunidades sí son calvas, y ya él tuvo la suya frente al indio, sin muy buenos dividendos, claro está, aunque anduvo muy, pero muy cerca. En definitiva marcha sexto (2750,2739 y -0,6).

Teimour Radjabov (2793) anda por el subsuelo, pues ancla en la séptima posición (2693, 2781 y -11,4). El fondo está ocupado por un hombre que merece mejor suerte —confieso que su simpatía con Cuba, esa sui géneris conducta, y su extraordinario talento me obligan a mirarle así—. Vassily Ivanchuk (2757) apenas juega para 2646, con 2745 de acumulado real y 11,5 puntos desperdiciados. Tres derrotas y cinco empates no dan para más.

Así las cosas, terminada la octava ronda Carlsen y Aronian guardan 5,5 suspiros. Kramnik (4,5), Grischuk (4), Svidler (3,5), Gelfand (3,5), Radjabov (3) e Ivanchuk (2,5) siguen en pie de guerra, algunos con más posibilidades que otros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.