Trece por aquí, y ocho por allá

Mientras Londres acoge a ocho de los mejores trebejistas del momento, en el Abierto Mexicano de Ajedrez 13 antillanos demuestran sobrada sed de triunfo y arrojo para optar por la corona del orbe

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Mientras más allá del Atlántico se celebra el famosísimo Torneo de Retadores en pos del único cupo disponible para la discusión del título mundial, un trío de cubanos permanece incólume entre los 12 invictos del Abierto Mexicano de Ajedrez, con sede en Puebla. Asimismo, otros cinco aprietan el paso y no se separan mucho de los líderes.

Londres acoge a ocho de los mejores trebejistas del momento, pero en la ciudad azteca rugen 13 antillanos, con sobrada sed de triunfo y el arrojo de quien opta por la corona del orbe.

Después de tres fechas completas, los Grandes Maestros (GM) Jesús Nogueiras (2493 puntos Elo) y Lelys Martínez (2459), así como el Maestro Internacional (MI) Diasmany Otero (2471), guardan tres unidades y ocupan los puestos ocho, 11 y diez, por ese orden.

El GM Yuri González (2525) ancla en el sitio 13, merced a 2,5 rayas. Idéntico acumulado ostentan sus homólogos Aramís Álvarez (2500 y lugar 15), Sandro Pozo (2485-16), Aryam Abreu (2477-17), y la Gran Maestra Femenina Yanira Vigoa (2319-21).

Kramnik al acecho

Si bien el virtuosismo del genio noruego Magnus Carlsen (2872) lo presenta como principal favorito en el ya mencionado Torneo de Candidatos, no todo ha sido —ni será—, coser y cantar para el exponente con el récord de coeficiente histórico.

Es cierto que a nadie asombra que desde la cuarta fecha, el Mozart del juego ciencia domine la tabla general, ratificando su buen momento —un instante casi eterno, a juzgar por su estable y asombroso rendimiento—, pero en la justa ocho «gigantes» se piden la cabeza y ninguno pretende hacer la monstruosidad de malgastar el chance. Triunfar es la meta, no solo por el orgullo y prestigio que entraña someter a los mejores del planeta, sino porque el premio es, por mucho, el platillo más exquisito hoy en día. Ganarse el derecho de disputarle la corona al indio Viswanathan Anand (2784) no es cosa que esté en la mesa a diario.

Así, a falta de tres rondas para el epílogo, el ruso Vladimir Kramnik (2810) hace valer su condición de segundo mejor anclado en el top ten de la FIDE, y marcha detrás del líder gracias a siete unidades. Carlsen solo le lleva media raya, mas,  a este nivel, eso es suficiente.

La oncena jornada competitiva acogió de buena gana la victoria del campeón mundial de 2006, quien cedió el trono un año después ante el actual monarca. El Tigre de Madrás lo volvió a derrotar en 2008 para así conservar su feudo.

Pues bien, Kramnik enfrentó este jueves al azerí Teimour Radjabov (2793) y lo destrozó con piezas claras tras 37 lances de un Fiancheto.

El también representante del gigante euroasiático, Peter Svidler (2747), sepultó al armenio Levon Aronian (2809) en 41 movimientos de una Nimzo-india, también vistiendo el blanco.

Magnus llevaba las negras cuando dividió rápidamente con Alexander Grischuk (2764), de Rusia, en tan solo 23 pasos por los caminos de una Grunfeld.

Mientras, el ucraniano Vassily Ivanchuk (2757) hizo la primera movida de su mesa y acordó el armisticio ante el israelí Boris Gelfand (2740), tras 17 jugadas de otra Grunfeld.

Así las cosas, Carlsen suma 7,5 «kilos», Vladimir 7; Levon 6,5; Peter 5,5 y Boris 5. Alexander amasa 5 puntos, seguido por Vassily (4) y Teimour (3,5).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.