Lo que bien comienza… - Deporte

Lo que bien comienza…

JR se acerca a la actuación de los lanzadores involucrados en este segundo tramo del torneo

Autor:

Raiko Martín

Después de cinco subseries —sin contar las que comenzaron este martes— vale la pena pasar revista a la actuación de los lanzadores involucrados en este segundo tramo de la presente Serie Nacional, quienes por primera vez asumen roles diferenciados en sus respectivos equipos.

Ya dije en su momento que esta especialización por decreto no era lo más deseado, pero viendo el «paisaje» casero, es un primer paso —entre muchos otros— válido para llegar a ella.

Así, cada uno de los ocho aspirantes al trono ya tiene establecida su rotación abridora, que oscila entre cuatro y seis serpentineros. Miremos entonces algunos numeritos para tener una idea de cómo va marchando la cosa.

Primero, a cada manager le interesa que sus abridores «caminen» con calidad al menos cinco entradas por partido. Y en ese sentido, los cuatro hombres de primera línea elegidos por el pinero Armando Jhonson son los más efectivos, pues lanzan como promedio seis innings en cada apertura.

En el otro extremo se ubican los seis matanceros seleccionados para desempeñar este papel, pues de conjunto actúan durante cuatro capítulos en cada aparición.

Ahora bien, si atendemos al promedio de sus rivales frente a ellos, sobresale el staff de los Elefantes cienfuegueros, a quienes les batean solo para .230. A su vez, son los yumurinos (.296) los más castigados, aunque no muy lejos andan los villaclareños y pinareños, ambos bandos con promedios adversos de .286.

Otros guarismos que vale la pena observar son los que reflejan las anotaciones permitidas, así como el promedio de carreras limpias.

En el primer acápite, los avileños salen mejor parados, ya que sus abridores permiten un promedio de 1.71 carreras por aparición. Algo cerca andan pineros (1.8) y sureños (2.2), mientras que la otra cara de la moneda corresponde a los muchachos de Industriales, con tres anotaciones permitidas en cada salida.

En cuanto al promedio de marcas inmaculadas, los de la tierra de la piña muestran el envidiable registro de 2.07, al tiempo que los chicos de la Ciudad de los Puentes van a la zaga con un 4.98 de forma colectiva.

Si cerramos el círculo y vamos a las particularidades, veremos que el matancero Carlos Olexis González es el más laborioso con 32.1 entradas lanzadas y seis desafíos iniciados. A su vez, llama la atención entre los abridores con más de 15 entradas lanzadas el promedio de carreras limpias perfecto que mantiene el santiaguero Danny Betancourt como refuerzo de Ciego de Ávila. Y en este apartado también hay que mencionar al pinero Joan Leyva, con un 0.90 en 20 innings de actuación.

Claro, que estos desempeños no serían nada sin el respaldo de los hombres de segunda línea, y sobre lo que han hecho hablaremos en otro momento.

Estadio Latinoamericano C H E
CAV 2
0
1
0
0
1
0
0
3
-
7
8
3
IND 0
0
0
4
1
1
2
0
x
-
8
8
6
Ganó: F. Montieth (4-2) Perdió: L. Martínez (4-7) JS: P. Durán (1) HR: Y. Tomás, F. C. Morejón

 

Estadio 5 de Septiembre C H E
PRI 0
0
0
0
0
0
1
2
0
3
11
2
CFG 3
0
0
0
0
0
0
3
-
6
6
0
Ganó: Y. Socarrás (4-3) Perdió: J. A. Martínez (3-4) JS: D. Ibarra (18) HR: J. D. Abreu, L. Quintana

 

Estadio José Antonio Huelga C H E
IJV 0
0
0
0
0
0
0
0

0
9
0
SSP 0
0
0
7
0
0
2
1
10
14
0
Ganó: N. Hernández (6-4) Perdió: J. Lopez (3-4) HR: Y. Paumier

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.