Camagüey, el mediocampo y la corona

JR les ofrece declaraciones del director técnico del equipo de fútbol camagüeyano, Armando Cruz

Autor:

José Luis López

«Este es un equipo de coraje y de ley». Así comienza la letra del himno «Vamos con todo», que entona antes de cada juego el conjunto de Camagüey, líder indiscutible en la fase de clausura del 98 Campeonato Nacional de Fútbol.

Y realmente, los agramontinos «han ido con todo», pues exhiben 28 puntos merced a ocho victorias, cuatro empates y tres fracasos, con el mejor de todos los promedios de goles a favor y en contra: (18-9, +9). Hoy, JR les ofrece declaraciones de su director técnico, Armando Cruz.

—¿Cuándo llegas al equipo?

—Yo fui su director en las temporadas del 2005 al 2008. Luego, estuve dos años de misión en el estado venezolano de Guárico y regresé en el 2012, uniéndome nuevamente al colectivo técnico. Entonces, retomo las riendas este año.

—¿Cuál cree que ha sido el factor clave en este excelente rendimiento?

—La disciplina y la cohesión, dentro y fuera de la cancha. Llevamos  siete años trabajando como equipo y todos se conocen muy bien, cada uno sabe lo que tiene que hacer. Ahora es un lujo tener un torneo de larga duración, en el cual se pueden aplicar diversas variantes sobre la grama. Como salimos en punta y no la hemos perdido, he podido rotar la alineación, pero organizadamente.

—¿Mejor arma?

—Nuestro mediocampo, por el buen trato al balón y la velocidad de sus jugadores. Ahí ubico a Armando Coroneaux como el «enlace» que organiza, pero también es capaz de subir al ataque. Él (Coroneaux) se combina a la perfección con el volante mixto Liván Pérez para hacerle llegar balones al ariete Osmany Montero. Pero ambos marcan goles. También tenemos otro buen organizador como Raidel Fernández y un eficiente volante de contención como Alexis González.

—¿Esta predilección por el mediocampo responde a la posición de volante en la que se desempeñó como jugador?

—El equipo que quiera ganar, debe dominar ese sector de la cancha. Allí tengo mucha «materia prima» para trabajar y preparar un buen ataque. Y claro que sí, a ellos, principalmente, les transmito mis experiencias.

—¿Principal aspiración?

—Nuestro primer objetivo es clasificar para las semifinales. Y si como esperamos, lo hacemos con algunas fechas de adelanto, les daremos descanso a los jugadores titulares y más trabajo a los suplentes. La aspiración de cada técnico, atleta y selección de cualquier deporte, es buscar el cetro. Y nosotros queremos superar el segundo puesto del pasado torneo.

Según los datos estadísticos de Benigno Daquinta, Camagüey aún no ha ganado un torneo doméstico con la actual división político-administrativa. Posee dos subtítulos (en 2010 y 2012) y cuatro terceros puestos (en 1979, 1981, 1998 y 2009).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.