¿Una película acabada?

El trebejista cubano Leinier Domínguez conquistó este martes su segundo triunfo consecutivo en el Memorial Capablaca y se enfrentará en la última ronda al villaclareño Yuniesky Quesada

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Amordazando algunas bocas malintencionadas, el cubano Leinier Domínguez (2723 puntos Elo) demostró este martes porqué es el mejor ajedrecista en activo nacido en el continente americano, pues aprovechó la novena ronda del Memorial Capablanca para agenciarse su segundo triunfo consecutivo. Lamentablemente, la reacción apenas le alcanza para saborear el cetro, mas no para asirlo, ya que Zoltan Almasi (2689) sigue con el cartel de «amo y señor» en la 48 edición del certamen, y la última noticia confirmada por la Comisión casi sienta al húngaro en el trono.

La ¿buena? nueva adelantada por los organizadores con sede en el hotel Habana-Riviera refiere que la partida programada para la fecha del adiós entre el actual líder y el ruso Dmitry Andreikin (2727) ¡fue adelantada y concluyó con un armisticio!

Entonces, al punto que logró recientemente Almasi, vistiendo el negro frente a Ernesto Inarkiev (2688-Rusia) tras 41 lances de una Ruy López defensa berlinesa, habría, perdón, hay que agregarle otra media raya. Pero, si usted cree que el asunto anda enredado, espere a conocer todo lo sucedido en la penúltima fecha y la película todavía en filmación.

El ídolo de Güines tuvo delante a Pentala Harikrishna (2705), un hombre sin mucha suerte en la competencia y con cuatro ataúdes firmados con su mano y adornados con su figura. Así, con la desventaja de manejar trebejos oscuros, el indio cedió después de 43 pasos de otra apertura Ruy López, defensa berlinesa.

Yuniesky Quesada (2608) anduvo sereno con Andreiki y acordó la paz, más raudo que contento, en 25 «caricias» de una Bogo-India que vio al visitante llevar la gracia del primer movimiento.

Entonces, a un suspiro del epílogo, Almasi compila 6,5 puntos, pero como expliqué, no puede seguir sumando. Leinier y Yuniesky amasan 5,5, y son los únicos con posibilidades matemáticas de luchar por el título.

Sin embargo… ¡chocarán en la décima jornada! Una victoria volvería «loco» al programa informático encargado de procesar el desempate, pues uno de ellos igualaría los números del húngaro. No obstante, ¿jugarán a muerte los dos antillanos? La historia y la realidad dicen que no, pero nunca antes he querido estar más equivocado.

El habanero y el villaclareño se conocen al dedillo, ya que además de amigo y compañero de equipo, Quesada ha acompañado a Domínguez en varios torneos, cumpliendo el rol de preparador personal. Agregando el rápido estrechón de manos en su disputa inicial de esta lid, la brújula vuelve a marcar el mismo camino. ¿Qué creen, el rey ya fue coronado?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.