Un laberinto, once minotauros…

El trebejista cubano Leinier Domínguez entrará este miércoles a un laberinto repleto de monstruos prestos a devorar cualquier manjar, en la tercera parada del Gran Prix de ajedrez, con sede en Salónica

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Esta vez no será en Creta. La nueva versión de la mitológica leyenda presenta a más de un minotauro buscando atragantarse con carne fresca —ahora entre 64 casillas—, y a otro Teseo en pos de la hazaña. El cubano Leinier Domínguez (2723 puntos Elo) entrará este miércoles a un laberinto repleto de monstruos prestos a devorar cualquier manjar, en la tercera parada del Gran Prix de ajedrez, con sede en Salónica.

Y no es que nuestro muchacho carezca de las credenciales para agenciarse el título de «bestia temible» en Grecia, pero prefiero colgarle el cartelito de héroe, a fin de cuentas es el penúltimo exponente en el ranking precompetencia, y ya ha demostrado que puede vencer a cualquiera sin procurar la ayuda de Ariadna.

En total la justa promedia 2753 unidades y hospeda a cuatro de los integrantes del top ten de junio. Casi nada.

Recuerden que aquí están en disputa dos boletos para el próximo Torneo de Candidatos, así que la sangre debe suplantar al agua si de calmar la sed se trata.

El búlgaro Veselin Topalov (2793), el ruso Alexander Grischuk (2779), el estadounidense Hikaru Nakamura (2775), el italiano Fabiano Caruana (2774) y Peter Svidler (2769), de Rusia, son los más temibles según el coeficiente.

Le siguen Alexander Morozevich (2760), también del gigante euroasiático, los ucranianos Vassily Ivanchuk (2755) y Ruslan Ponomariov (2742), el norteamericano Gata Kamsky (2741), el galo Etienne Bacrot (2725), Domínguez, y el uzbeco Rustam Kasimdzhanov (2699).

El mejor trebejista nacido de este lado del Atlántico compareció a finales de 2012 en Londres, Gran Bretaña, y Tashkent, Uzbekistán, primera y segunda paradas del circuito. Por desgracia, sus resultados fueron muy discretos —algunos expertos aseguran que simplemente se ajustó a lo pronosticado según el nivel del evento—, con apenas un triunfo ante Kamsky, seis fracasos y 15 tablas en todo el recorrido.

Precisamente el nacido en Novokuznetsk, antigua URSS, será el rival del cubanito durante la ronda inaugural, y mover las piezas blancas pudiera contribuir al anhelado desquite.

Como se sabe, el recorrido general comprende seis fases y sus protagonistas deben participar obligatoriamente en cuatro de ellas para puntuar en el escalafón que determinará los pasajes para el match de candidatos por la corona mundial. ¿Podrá salir con vida Leinier de tamaño peligro?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.