Espectacular mordida

El equipo de Matanzas peleará con Villa Clara el título de la 52 Serie Nacional. Con marcador de 10-5 derrotó este sábado a los Gallos espirituanos. Las emociones están garantizadas

Autor:

Raiko Martín

El amanecer parecía listo para escuchar, como nunca antes, el cantío de los Gallos. Desde los predios del estadio José Antonio Huelga, y un poco más allá, se avizoraba ese inconfundible sonido. Esta vez no para acompañar la salida del Sol, sino para clamar a los cuatro vientos la esperada llegada del equipo espirituano a la final de la presente Serie Nacional.

Sin embargo, todo enmudeció a orillas del Yayabo porque unos Cocodrilos matanceros que no esconden sus dientes, volvieron a demostrar que los cubre una piel a prueba de picotazos.

Marcada desde hace muchísimo tiempo por cierto maleficio —y hasta por la incredulidad de sus parciales después de tantas escaramuzas—, la tropa yayabera nunca antes se había colocado tan cerca de cambiar la historia.

La magistral actuación monticular del jovencito camagüeyano Norge Luis Ruiz parecía conducir a la tropa local hacia una resurrección impensable. Sus compañeros habían apuntalado la faena con una oportuna producción ofensiva, remachada por el vuelacerca de Yulieski Gourriel, que estableció una ventaja de cinco anotaciones.

La cueva de los matanceros parecía un velorio, y ni siquiera la eterna combustión de su manager podía cambiar el panorama. Una vez más, a Víctor Mesa le fue imposible controlar su pasional temperamento, y la descompuesta reacción frente a una decisión arbitral le valió la merecida expulsión.

Sin liderazgo visible, el abismo apareció en las narices visitantes y el público que abarrotaba el graderío ya armaba la fiesta. Pero sucedió lo nunca visto.

La salida de Ruiz por exceso de lanzamientos en el octavo episodio fue el punto de giro. En lo adelante, ninguno de sus relevistas fue capaz de  contener una desbordada hemorragia de batazos, principales causantes de las diez anotaciones que ahogaron a los Gallos en un mar de impotencia.

Mientras este redactor cambiaba el discurso apremiado por el cierre, en la historia del béisbol cubano se escribía una página inédita. Mientras una generación de jugadores demostraba una infinita fe en sus posibilidades, otra acrecentaba su deuda que parece convertirse en eterna.

Con suma justicia, el equipo de Matanzas peleará con Villa Clara el título de la 52 Serie Nacional. Las emociones están garantizadas.

José Antonio Huelga C H E
MTZ 0
0
0
0
0
0
0
10
0
-
10
15
2
SSP 3
0
0
0
2
0
0
0
0
5
13
0
Ganó: F. Navarro (8-6) Perdió: A. Peña (7-9) HR: Y. Gourriel

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.