Inédita y esperada - Deporte

Inédita y esperada

Los equipos de Matanzas y Villa Clara comienzan este martes la pugna por el trono del béisbol cubano

Autor:

Juventud Rebelde

Todavía por toda Matanzas quedan las huellas del paso de sus triunfantes Cocodrilos, que de regreso a su «pantano» fueron recibidos con merecidas muestras de admiración, respeto y entusiasmo. No imagino cuán emotiva será hoy la bienvenida en el Victoria de Girón, donde comenzarán a luchar contra el equipo de Villa Clara en una final que ha disparado las expectativas hasta niveles insospechados.

Más que justificado está semejante jolgorio después de más de dos décadas aguardando por un alegrón beisbolero. La proeza yumurina —tal vez me quede corto con el término— protagonizada en el duelo sabatino, cuando se necesitaban dos toneladas de fe para esquivar la derrota, tiene su espacio reservado en la historia de nuestras series nacionales. Y no exagero.

He escuchado por ahí que la tropa matancera ya puede considerarse satisfecha, por el simple hecho del espectacular salto dado en apenas dos temporadas. Del oscuro lugar 14 se catapultaron hasta el podio de la pasada campaña, y ahora dan un paso más para lanzar su candidatura a la corona.

Pase lo que pase, de cierta forma ya es palpable el justo premio para una generación de jugadores con hambre de éxito, y para un cuerpo de dirección encabezado por Víctor Mesa, que ha sabido tocar las teclas exactas en pos de imprimirles una mentalidad ganadora.

Por lo visto, será esa una de sus principales divisas a la hora de enfrentar a un elenco como el de Villa Clara, dueño de méritos suficientes para conseguir una coronación que también le ha sido esquiva durante mucho tiempo.

¿Cuáles pudieran ser las claves del enfrentamiento que se avecina? Son tan diversas que la elección se hace una tarea compleja.

Partamos del hecho de que, por una combinación de factores en los que pesan las incómodas lluvias, los Naranjas llegan al pulso definitorio más descansados que sus rivales. Pero, se ha visto antes, una «ventaja» como esta puede terminar convirtiéndose en todo lo contrario.

Más atención hay que prestarle a las posibilidades de los respectivos cuerpos de lanzadores y su manejo. Y en eso sí veo —al menos sobre el papel— a los centrales con medio paso por delante, sin que tampoco esto sea garantía de éxito.

La enorme efectividad demostrada por Freddy Asiel Álvarez en las semifinales dispara el optimismo de cualquier equipo. Si a eso se le suman las calidades de dos zurdos como Misael Siverio y Yasmani Hernández Romero, lo que pueda aportar Alaín Sánchez, más los eficientes cerrojos colocados por el «importado» artemiseño Jonder Martínez, se redondea una fórmula envidiable para encarar esta final.

Desde la otra trinchera, el nivel no desentona, pues tanto Joel Suárez como Jorge Alberto Martínez tienen la capacidad para contener cualquier tanda ofensiva. Solo que en sus más recientes apariciones han estado algo lejos de lo esperado. Como respaldo, los «asumidos» Frank Navarro y Ciro Silvino Licea, junto a hombres como Maykel Martínez, Félix Fuentes y Yoanni Yera, están llamados a resistir el embate de los contrarios.

En cambio, los números ofensivos favorecen marcadamente a los yumurinos, aunque comparaciones de este tipo siempre llevarán como contraparte la calidad y efectividad del pitcheo enfrentado.

Así las cosas, la balanza pudiera terminar inclinándose gracias a los pequeños detalles. La oportunidad ofensiva en los momentos decisivos y la defensa del campo son dos de ellas, y en este último acápite las deficiencias de los Cocodrilos quedaron muy expuestas en su duelo con los espirituanos.

Quedaría por ver cuánto pesa el estado emocional de cada conjunto, y su capacidad para lidiar con la presión propia de juegos que definen un campeonato. Los ahora anfitriones partirán a la nueva aventura sin su timonel en el puente de mando, pero en su ausencia consiguieron la ya histórica clasificación finalista.

En fin, que el escenario está listo para que cada uno de los contendientes empuñe sus mejores armas en busca de una victoria largamente esperada, y que solo sobre el diamante quedará establecida.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.