Cuba se suma a la Serie del Caribe

La noticia fue confirmada este martes por Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de bñeisbol, de conjunto con el presidente del torneo, el dominicano Juan Francisco Puello Herrera

Autor:

Raiko Martín

Después de largas y respetuosas negociaciones, las partes acordaron oficializar este martes el regreso del béisbol cubano a la Serie del Caribe, un torneo creado en 1949 para reunir a los equipos campeones de las ligas profesionales de la región.

La noticia, esperada desde hace mucho por los miles de aficionados del patio, fue anunciada por Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, durante una conferencia de prensa celebrada en el capitalino Hotel Nacional, en la que también participaron las máximas autoridades de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y los organizadores de la próxima edición del certamen, que se disputará en febrero del próximo año en Isla Margarita, Venezuela.

Visiblemente satisfecho por la decisión, el dominicano Juan Francisco Puello, comisionado de la Confederación, aclaró que este regreso se da después de «43 años de no presencia, y no de ausencia, pues Cuba siempre estuvo con nosotros».

«Más que la pasión, se impone la emoción. Los vínculos de los peloteros cubanos con la Serie del Caribe trascienden lo deportivo para constituirse en historia, pues varios de sus récords aún permanecen vigentes», añadió el también presidente de la Liga Profesional de su país.

La última participación cubana en el certamen fue en la edición celebrada en 1960, que representó su séptimo triunfo en esas lides. Anteriormente los representantes de la Isla se habían impuesto en la versión inicial, y en los torneos organizados en los años 1952, 1956, 1957, 1958 y 1959.

Según trascendió, Cuba retorna a la Serie del Caribe como miembro pleno de la organización y para ello deberá cumplir con los reglamentos y estatutos vigentes, acordados por las autoridades de las ligas profesionales de República Dominicana, México, Puerto Rico y Venezuela en la ciudad estadounidense de San Diego, en 1991.

Además, se conoció que será el campeón de la presente Serie Nacional el representante de la Mayor de las Antillas en la próxima versión. Higinio aclaró que para ello mantendrán los «refuerzos» adquiridos para la segunda fase del certamen.

Pero esa no es la única oportunidad de fortalecer al equipo. «El reglamento del torneo permite reformar la nómina de 28 jugadores, siempre y cuando la integren jugadores que participaron en la respectiva liga nacional», comentó Puello.

Sobre la futura estructuración del torneo caribeño —ahora con cinco equipos—, la propuesta que llevarán los organizadores a una reunión el próximo mes de julio será la de realizar una ronda bajo el sistema de todos contra todos, de la que avanzarán los cuatro elencos con mejor balance. Luego se jugaría una semifinal —primero contra cuarto, y segundo contra tercero—, y los vencedores lucharían por el título.

Por su parte, Higinio Vélez reconoció que esta incorporación forma parte de un proyecto estratégico del béisbol cubano, que comprende otras acciones. Asimismo, el federativo cubano confirmó que se hará un estudio para modificar las fechas de la Serie Nacional, con el objetivo de adecuar su calendario al de los principales torneos que cada año deberá encarar el béisbol cubano.

En la conferencia de prensa también se abordó la posibilidad de que Cuba organice en el futuro alguna edición de la Serie del Caribe. «Ahora habrá que hacer cambios en la rotación de los países para incorporar a Cuba al ciclo. Le correspondería después de República Dominicana, es decir, en el 2017. Depende de la Federación cubana la solicitud para la organización del torneo», comentó Puello.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.