Un rascacielos cuesta arriba - Deporte

Un rascacielos cuesta arriba

El pertiguista cubano Lázaro Borges logró el boleto al Campeonato Mundial de Atletismo, tras un salto de 5,70 metros durante el mitin Orlen Cup, con sede en Polonia

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Parecía que a estas alturas le había dicho adiós al Campeonato Mundial de Moscú. Desde aquel fatídico accidente en la Olimpiada de Londres 2012, cuando su pértiga estalló en mil pedazos, no ha sido el mismo. Pero quizá ya… quizá vuelve a encarnar ese personaje que lo llevó a conquistar el subtítulo del orbe en Daegu 2011, a soñar con más junto a millones de cubanos.

Lázaro Borges ¡al fin! logró el tique rumbo a la cita más importante del deporte rey, prevista entre el 10 y el 18 de agosto en la capital rusa, y la Mayor de las Antillas ahora suma 14 enlistados.

Demasiado duró la agonía. Muchas competencias pasaron en lo que va de año y en todas quedó un rascacielos por debajo de sus mejores registros —ostenta 5,90 como tope personal—. Mas ya se rompió el hechizo.

Fue un salto de 5,70 metros durante el mitin Orlen Cup, con sede en Polonia, suficiente para asir la presea plateada y firmar la marca A que exigía la IAAF para asistir a la cita universal.

La ciudad de Plock lo vio ascender al podio, solo por detrás del alemán Raphael Holzdeppe (5,80), dejando el bronce en manos del ruso Sergei Kuczerjanu (5,65).

El registro de Borges también cumple la cota exigida por la Federación Cubana de Atletismo, pues los directivos de la Isla establecieron requerimientos propios en aras de concentrar la calidad y conformar una delegación de atletas que puedan ubicarse entre los ocho mejores de sus respectivas pruebas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.