Ardiente verano beisbolero

El tradicional tope amistoso entre el equipo cubano y la selección nacional universitaria de Estados Unidos se disputará en tierras norteñas desde el 18 al 23 de julio venidero. Luego, el béisbol cubano estará representado en el torneo Challenger, en Canadá

Autor:

Raiko Martín

Una novedosa Gala del Béisbol servirá hoy para reconocer a los protagonistas más destacados de la recién concluida 52 Serie Nacional, y pudiera ser el punto de partida de un verano bastante «calentico» para el principal pasatiempo de los cubanos.

Se sabe que los miembros del elenco Occidentales, vencedores en el último Juego de las Estrellas disputado en Sancti Spíritus, se alistan en la capital para participar en el Torneo Interpuertos de la ciudad holandesa de Rótterdam, pactada entre el 30 del presente mes y el 11 de julio.

Por el contrario, todavía no se ha anunciado el posible equipo o preselección que será convocada para asumir el tradicional tope frente a Estados Unidos, que en esta ocasión se disputará en tierras norteñas entre el 18 y el 23 de julio venidero.

Se seguirá así rescatando estas series amistosas, cuya versión más reciente se saldó con el triunfo cubano por 3-2 en La Habana, después de 16 años de interrupción.

Según los organizadores, el programa contará con cinco desafíos —todos en horario nocturno— entre el equipo cubano y la selección nacional universitaria estadounidense, distribuidos en tres estados de la nación.

La primera parada será el día 18 de julio en Iowa, pues el estadio Principal Park de la ciudad de Des Moines fue el escenario elegido para romper el hielo. Las acciones se trasladarán durante los dos siguientes días hacia el Werner Park de la ciudad de Omaha, Nebraska, donde la novena estadounidense ha disputado ya varios compromisos internacionales.

Las dos últimas presentaciones del equipo cubano serán en Carolina del Norte. El día 22 jugará sobre el diamante del Complejo de Entrenamientos de las selecciones estadounidenses en la localidad de Cary, y el 23 expirará la serie en el Durham Bulls Athletic Park, de la ciudad de Durham.

Esta vez será Jim Schlossnagle el encargado de llevar las riendas del colectivo norteño, cuyos primeros miembros se concentraron desde el pasado fin de semana en su cuartel general de Cary. Su idea es conformar, antes del próximo día 30, un grupo de 24 jugadores para encarar los compromisos veraniegos, que además del tope con Cuba incluye la visita del 5 al 11 de julio a Japón, donde celebrarán la 39 edición de una serie similar frente a la selección universitaria nipona.

Por ahora, la nómina tiene ocho jugadores fijos, y otros 15 de los ya concentrados están demostrando su valía en una serie de partidos frente a equipos universitarios de la región. Al grupo se unirán durante el fin de semana otros tres peloteros que recién concluyeron su participación en la liga colegial, y seis preseleccionados aún animan por estos días la Serie Mundial Universitaria.

Al anunciar recientemente el esperado duelo, Paul Seiler, director ejecutivo de USA Baseball expresó que «estamos muy contentos de recibir ahora al equipo cubano. La renovación de nuestra serie amistosa el pasado año fue un paso histórico para los dos países que comparten una muy rica historia en el béisbol. Esperamos que con el éxito anterior en La Habana y la cercana serie en Estados Unidos, seguiremos construyendo los cimientos para que el tope tenga un buen futuro».

Después del enfrentamiento con los colegiales estadounidenses, el béisbol cubano mirará un poco más al norte, pues estará representado en el torneo Challenger, fijado entre el 13 y el 23 de agosto en Canadá.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.