Lázaro Bruzón encabeza Festival de ajedrez de Edmonton, Canadá

Bruzón, segundo mejor trebejista de Cuba, superó con piezas blancas al principal exponente del país anfitrión, Eric Hansen, en apenas 33 lances de una Apertura inglesa

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Efim Boguljubow no llegó a ser un genio ajedrecístico. Pertenecía a «la clase alta» del juego ciencia, sí, pero no fue suficiente para bajar una nube y ponerle nombre. De su legado solo me llegó la Defensa Bogo-India —hablo desde la más modesta ignorancia— y una arrogante frase que ahora recuerdo: «Si juego con blancas yo gano porque tengo el primer movimiento. Cuando juego con negras, también, porque soy Boguljubow».

El cubano Lázaro Bruzón (Gran Maestro-2687 puntos Elo), tampoco es el mayor prodigio de nuestra era, aunque de vez en cuando se le monta el espíritu de aquel ruso «casi campeón mundial», si no hubiese sido frenado en dos oportunidades por el extraordinario Alexander Alekhine.

Cuando eso pasa, el tunero se pone verde, como que le salen cuernos, echa fuego por la boca y personifica al mismísimo demonio. No hay quien le gane. Al menos así deben verlo sus maltrechos rivales… pregunten ahora mismo en el Festival de Edmonton, Canadá.

Por estos días nuestro muchacho anda enchufado, ya saben, montando una de esas «perretas» que le dan a menudo, destrozando a diestra y siniestra. Allí manda con cuatro «sonrisas» y un armisticio (13 unidades), ya que los triunfos reportan tres rayas y el empate una.

Como era de esperar, entabló ante su compatriota Rodney García (Maestro Internacional-2364), quien ancla segundo en la tabla general, merced a nueve «suspiros», y faltando cuatro rondas solo una hecatombe evitaría su coronación.

Pero lo importante, a mi juicio, no es el trono en esta comarca con aires de feudo —que me dispense el inglés Nigel Short (2682), único exponente de consideración en la lid norteña—, pues resulta sabido hasta por los esquimales que Bruzón casi siempre «aplasta» a los menos encumbrados.

El problema viene cuando le toca estabilizar su rendimiento frente a los asociados del club 2700. Claro que vence y cede ante ellos, pero aún no da el salto definitivo. Que conste, calidad le sobra.

Tiene en agosto un chance tremendo, nuevamente. Si acaso, un par de «flacuchos» verá en la próxima Copa Mundial, por supuesto, pero a medida que avance y deje vísceras sobre el tablero el adversario será más duro. ¿Podrá ganarse las tan esperadas invitaciones a justas de la superélite y dejar así ese constante «sube y baja» en sus desempeños?

Mientras, debe conformarse con recuperar los puntos cedidos y volver al selecto club que hace poco abandonó. Ya saben, la cuestión no es llegar, sino mantenerse.

Tabla de Posiciones:

-1. Lázaro Bruzón (CUB) 13 puntos

-2. Rodney Pérez (CUB) 9

-3. Richard Wang (CAN) 8

-4. Edward Porper (CAN) 8

-5. Nigel Short (GBR) 7

-6. Eric Hansen (CAN) 7

-7. Maxin Doroshenko (CAN) 6

-8. Victor Mikhalevski (IRL) 6

-9. Robert Gadner (CAN) 2

-10. Dale Haessel (CAN) 1

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.