¡Sí se pudo!

La selección cubana derrotó a Rusia, vigente campeón olímpico, en cuatro sets de vaivenes: 25-23, 20-25, 25-20 y 25-22

Autor:

Raiko Martín

El triunfo en el tercer parcial significó el punto inicial en el torneo. Se había roto el hielo, pero los jugadores querían más, y no cejaron en su empeño hasta conseguir su primer triunfo en la presente Liga Mundial, y nada menos que frente a Rusia, que si bien llegó a La Habana con algunas ausencias, es el vigente campeón olímpico y el que mejor había jugado en el grupo B.

Fueron cuatro sets de vaivenes, como corresponde al actual nivel del elenco cubano que se impuso en el primer tramo con pizarra de 25-23, cedió en el segundo por 20-25, aseguró la unidad con un favorable 25-20 en el tercer parcial, y remató la faena con un 25-22 de leyenda.

No tengo dudas de que el estratega Orlando Samuels dio en la tecla con la introducción de Leandro Macías como acomodador, y del jovencito Abrahan Alfonso en funciones de auxiliar. En el primer duelo, a pesar de la derrota, fue notable la mejoría. Y este sábado llegó la certeza.

Mientras que el acomodador santiaguero despistaba mejor al bloqueo enemigo, el jovencito de solo 18 años parecía un consagrado sobre la cancha y aportaba 15 puntos a una causa defendida con uñas y dientes por el resto de la tropa.

Yordan Bisset y Rolando Cepeda tiraron fuerte del carro, firmando 19 y 16 unidades, respectivamente. Isbel Mesa, desde el centro, protagonizaba una de sus noches más iluminadas al levantar solito cinco de las 14 infranqueables paredes fabricadas por el equipo.

Pero no fueron los cubanos los únicos que desafiaron la lógica, pues en Sao Paulo el equipo de Francia se convirtió también en noticia al someter a Brasil por 3-1 (29-27, 23-25, 25-22 y 25-19). Asimismo, en el grupo B, el elenco de Alemania le arrancó un triunfo por 3-1 (25-20, 25-21, 21-25 y 25-21) a Serbia en Belgrado.

Mientras, de paso por Tampere el sexteto de Canadá se afincó en la cima de la llave C al imponerse a Finlandia en sets corridos con marcadores de 25-23, 25-22 y 25-17. En el mismo segmento, Portugal salió airoso como local frente a Japón en cuatro parciales con pizarras de 25-22, 20-25, 26-24, 25-15.

Atoradas con espaguetis

Después de pelear durante más de una hora y media, la escuadra femenina cubana de voleibol cedió en cuatro parciales frente a su similar de Italia, y de esa forma quedó sin opciones de disputar el cetro de la tradicional Copa Boris Yeltsin, que concluye hoy en la ciudad rusa de Ekaterimburgo.

Una vez más, la renovada escuadra bajo el mando de Juan Carlos Gala exhibió síntomas de progresión al imponerse a las europeas en la primera manga con pizarra de 25-23. Sin embargo, la inexperiencia debió hacerse sentir en el segundo tramo, sobre todo después del último tiempo técnico, y el resultado fue un amplio marcador adverso 14-25.

Positivos fueron los siguientes parciales, aún cuando tampoco fueron favorables. El tercer segmento volvió a inclinarse por 25-22 hacia el lado de las itálicas, quienes tuvieron que esforzarse al máximo para sentenciar el duelo durante un cuarto sets que terminó con tanteador de 27-25.

En el plano individual, y según la hoja de anotaciones, fue la azurra Fiorin un verdadero incordio para el equipo cubano, pues anotó 22 puntos, de ellos 18 en ataque. Sorokaite con 19 y Costagrande con 17, fueron muy buenas escuderas.

Por el lado cubano las bujías ofensivas fueron Yoana Palacios y Ana Gilian Cleger, pues ambas firmaron 18 unidades. A la causa también aportó la central Rosana Giel, dueña de 17 cartones.

En la otra batalla semifinal, la selección anfitriona no afrontó mayores contratiempos para blanquear a la representación de República Dominicana con cómodos parciales de 25-18, 25-10 y 25-15, y de esa forma asegurar su presencia en la discusión del cetro.

Para el equipo cubano, la experiencia en tierras rusas contribuye al propósito de seguir acumulando partidos de nivel de cara al difícil compromiso que representa su participación en el ya cercano Grand Prix.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.