Un rinconcito en el cielo

El Gran Maestro cubano Leinier Domínguez acarició el espíritu del genial Capablanca al acumular 2757 puntos Elo y ocupar el puesto 13 del ranking mundial

Autor:

Abdul Nasser Thabet

La última vez que un trebejista cubano provocó tantos espasmos, el juego ciencia todavía andaba en pañales. Es cierto que el mundo piensa entre escaques hace más de mil años, pero cuando Capablanca instauró su dominio dictatorial a principios de la pasada centuria, ni el mismísimo Emanuel Lasker —27 inviernos en el trono— imaginaba tamaño desarrollo en un lapso tan corto. El siglo XX, sin duda, será recordado como el período de mayor acelerón cualitativo en el ajedrez. Para la Mayor de las Antillas, en cambio, el XXI recoge un suceso inolvidable: Leinier Domínguez acarició el espíritu del genial José Raúl y acumuló 2757 puntos Elo.

Este lunes la noticia abandonó el cuchicheo y se hizo oficial. La FIDE publicó su ranking de julio y nuestro muchacho aparece en el puesto 13, gracias a 30 unidades sumadas en la cuarta fase el Grand Prix, acaecida en Salónica, Grecia. Así, el güinero supera su propio récord latinoamericano (2734), logrado por vez primera en octubre de 2012, y calcado dos meses después.

Fueron diez pisos cuesta arriba, pues subir desde el sitial 23 demandó sudor y lágrimas, además de significar el mayor aumento de la presente actualización.

En el nuevo listado también sobresale la escalada del italiano Fabiano Caruana (2796-lugar tres). No obstante, a nadie extraña que mande el noruego Magnus Carlsen (2862), seguido del armenio Levon Aronian (2813). Cuarto marcha Vladimir Kramnik (2784), de Rusia, con sus compatriotas Alexander Grischuk (2780) y Sergey Karjakin (2776) respirándole en la nuca.

El estadounidense Hikaru Nakamura (2775) ancla  en el séptimo peldaño; Viswanathan Anand (2775), de la India, es octavo; y el israelí Boris Gelfand (2773) adorna el noveno cojín. Veselin Topalov (Bulgaria-2767) cierra el top ten. Por naciones Cuba ocupa el decimoséptimo puesto, de acuerdo con las 2594 rayas que promedian sus diez mejores jugadores. En este acápite sobresalen Rusia (2743), Ucrania (2701) y China (2665).

Un rey adelantado

Lleva siete victorias, un empate y 22 puntos en el bolsillo. Eso, más que demasiado, es un abuso. Lázaro Bruzón (2689 y 2701 en la lista «en Vivo») ya es el monarca del Festival de Edmonton, Canadá, pues faltando la ronda nocturna de este lunes, ni el cerebro de Bobby Fischer clonado en las piernas de Usain Bolt podía darle alcance al tunero.

La matemática es sencilla: Nigel Short (Inglaterra-2688), su perseguidor más cercano, apenas guardaba 16 rayas. El caribeño condujo piezas negras en la porfía más reciente, cuando doblegó al local Maxin Doroshenko luego de 47 movimientos de una apertura de Peón Dama cerrada.

En la disputa por el tercer escaño pulseaban los anfitriones Richard Wang (2377-11 puntos), Eric Hansen (2581-11); así como el cubano Rodney Pérez (2364), el canadiense Edward Porper (2453) y el israelí Victor Mikhalevski (2552), todos con diez «kilos».

Che en nosotros

El pasado sábado, fue clausurado el Primer Campeonato de Ajedrez Che en Nosotros, en la Casa Central del Minint Cristino Naranjo.

En el plano individual Sergio Garcés Rodríguez, de la Unidad de Transportaciones del Minint, se coronó con cinco puntos. Cristóbal Newton Walker Gómez, del Sepsa, terminó segundo. El metal bronceado fue para el cienfueguero Carlos Alberto Cardoso. Por equipos sobresalió Sepsa (12 rayas).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.