¿Una muralla infranqueable?

Este jueves en Beijing inicia la quinta parada del Grand Prix de ajedrez. Entre los 20 participantes, el cubano Leinier Domínguez (2757 puntos Elo), ocupa el sexto escaño

Autor:

Abdul Nasser Thabet

La quinta parada del Grand Prix iniciará sus acciones este jueves en Beijing, pero más allá del intimidante Elo promedio que muestra (2751), resalta la publicación del ranking del circuito, con un meritorio y, por qué no, mejorable sexto escaño para el cubano Leinier Domínguez (2757 puntos Elo).

Otra vez las matemáticas indican que la proeza es posible. El güinero acumula 225 unidades (170 en Grecia, 35 en Londres y 20 en Uzbekistán), y aparece superado por el búlgaro Veselin Topalov (2767 y 355 rayas en la tabla del evento); el italiano Fabiano Caruana (2796-305), el azerbaijano Shakhriyar Mamedyarov (2761-240), el ruso Alexander Morozevich (2736-240), y el ucraniano Ruslan Ponomariov (2756-235).

Como saben, solo los dos primeros sitiales podrán acceder al siguiente Torneo de Candidatos, pugna que señalará al retador del próximo rey universal. Por lo pronto será el noruego Magnus Carlsen (2862) quien le dispute el título al indio Viswanathan Anand (2775). La esperada porfía ocurrirá en pleno noviembre y en casa del monarca. ¿Ya usted tiene a su favorito?

Pero, los 20 «ogros» presentes en el Grand Prix enfocan su mirada más allá de la guerra entre el Tigre de Madrás y el nuevo Mozart del juego ciencia —este «título» nobiliario-sinfónico-ajedrecístico ha cambiado de propietario varias veces—, por lo que será París, en septiembre, la encargada de decir la última palabra.

Precisamente en esa fase Leinier tratará de conjugar una buena posición con la debacle de los punteros. Solo así podrá guardar uno de los boletos al añorado match.

Si tenemos en cuenta que cada lugar otorga puntos, y el impresionante desempeño de Topalov durante el circuito (comandó en la capital inglesa y en Zug), podríamos afirmar que casi tiene un cupo en las manos. Su peor desempeño acaeció en Salónica —octavo con 45 «kilos» computados—, la misma ciudad helénica que vio a Domínguez subir al trono. Con solo emular ese resultado, el búlgaro llegaría a 400 unidades, cifra prácticamente inalcanzable.

Entonces, la lucha se traslada al resto de los contendientes, aunque enfatizo: vencer no es suficiente. El propio Caruana no ha ganado ningún episodio, mas debido a su estable desempeño marcha en la segunda plaza del listado. Lo mismo pasa con Mamedyarov.

Calentando los motores

El trofeo del Festival de Ajedrez de Edmonton, Canadá y la suma de varios puntos a su coeficiente no parecen bastarle al cubano Lázaro Bruzón (2689), quien junto a su compatriota Yuniesky Quesada (2639) intervendrá a partir de este miércoles en el estadounidense World Open de la ciudad de Arlington.

La justa, pactada a nueve rondas y bajo las normas del sistema suizo, debe servirle al tunero como preparación para la venidera Copa Mundial, con sede en Troms, Noruega, en agosto próximo.

Recuerden que en el certamen norteño el segundo mejor exponente de Latinoamérica dominó con 23 puntos, merced a siete victorias y dos igualadas. Así, dejó segundo al inglés Nigel Short, dueño de 17 rayas y campeón de la edición precedente.

El otro antillano en Edmonton, Rodney Pérez (2364), culminó en el quinto cojín, después de dos triunfos, cinco armisticios y un par de caídas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.