Bermoy no ceja en su empeño

La subcampeona olímpica Yanet Bermoy escaló al segundo escaño en el podio de premiaciones, tras perder por ippón en la final ante la anfitriona Natalia Kuziutina, actual monarca de Europa

Autor:

José Luis López

Las judocas cubanas siguen marcando pautas en el medallero de la XXVII Universiada Mundial, en Kazán, Rusia. Este martes, la subcampeona olímpica Yanet Bermoy (52 kg) escaló al segundo escaño en el podio de premiaciones, tras perder por ippón en la final ante la anfitriona Natalia Kuziutina, actual monarca de Europa.

Según reflejó la página web del certamen, la cienfueguera Bermoy avanzó a la disputa del cetro al vencer, también por ippón, a sus tres primeras rivales.

En su pelea inicial derrotó a Geldibayeva Jennet, de Turkmenistán. Luego, a Yu-Jou Su, de Taipéi de China, y después en semifinales a la olímpica Romy Tarangul, de Alemania.

Este metal plateado de Bermoy, se suma a otro similar rubricado por la campeona olímpica Idalis Ortiz (+78 kg), y a la presea de bronce conseguida por Onix Cortés (70 kg).

Hoy, en la última fecha del judo individual, por Cuba subirá al tatami la espirituana Dayaris Mestre en la división de 48 kilogramos.

Con esas tres medallas, el judo cubano ocupa los puestos sexto y octavo en los medalleros femenino y por países de esta Universiada Mundial, cita a la que asistió con cuatro judocas y dos esgrimistas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.