Paumier no quiere bajarse - Deporte

Paumier no quiere bajarse

El holguinero Yunior Paumier, el único que conectó al menos un imparable en cada uno de los partidos del tope con la selección universitaria estadounidense, ha hecho de la constancia una virtud para cumplir su sueño de integrar el equipo Cuba de beisbol

Autor:

Raiko Martín

OMAHA, Nebraska.— El holguinero Yunior Paumier es de esos peloteros que han tenido que hacer de la constancia una virtud para cumplir su sueño. En su caso, como en el de casi todos los que animan nuestras series nacionales, el de vestir alguna vez la franela del equipo nacional.

Año tras año sus números saltan a la vista y su versatilidad no pasa inadvertida. Pero no fue hasta este verano que sus anhelos se encarrilaron hasta hacerlo llegar al conjunto cubano que sostiene un tope bilateral con la selección universitaria estadounidense.

Bajo las órdenes de Víctor Mesa alternó en los cuatro primeros duelos la responsabilidad de bateador designado y la defensa del segundo cojín y, en medio de la sequía ofensiva del elenco cubano ha sido el único que ha conectado al menos un imparable en cada uno de esos partidos.

Su promedio de 307, sin incluir el quinto duelo, era el más alto entre los caribeños. Mas en tiempo de «tempestades», no se siente un afortunado.

«El equipo está atravesando un slump colectivo, y el hecho de que me hayan salido solo un poco mejor las cosas no significa que esté satisfecho. Yo simplemente he tratado de conectar bien en cada salida.

«Ese ha sido mi principal objetivo. Cumplirlo ha sido un poco difícil, porque en sentido general no estamos acostumbrados a enfrentar en nuestra Serie Nacional un pitcheo del nivel que han presentado ahora los estadounidenses.

«La media de velocidad de sus lanzamientos se monta sobre las 93 y 94 millas, tienen un excelente control, variedad en su repertorio, y casi no da tiempo a hacer los ajustes necesarios porque los cambian constantemente», explicó.

De momento no le incomoda carecer de una posición fija dentro del line up, pues, dice, «si estoy aquí es para cumplir con todo lo que oriente la dirección y hacerlo lo mejor que pueda. Tratar de ayudar para que podamos ganar».

Siempre, la primera vez en el equipo «grande» causa una sensación especial, e incluso puede ser motivo de presión. Pero más allá de todo eso, Paumier se queda «con el orgullo de cumplir el sueño de todos los jugadores cubanos.

«Este debut es una de las grandes cosas que me han sucedido en mi carrera, pero lamentablemente siento una mezcla de alegría y tristeza porque no logramos triunfar, aunque todos queremos regalarle éxitos al pueblo que tanto nos sigue, nos quiere y nos exige».

Sobre la experiencia que ha vivido durante su primera vez como miembro de la selección nacional solo tuvo palabras satisfactorias. «Me siento cómodo dentro de un colectivo muy bien llevado, en el que he recibido el apoyo del director y de los entrenadores. Todos ellos han tratado de aportarme sus conocimientos y se han esforzado para mejorar mi nivel, sobre todo en el bateo.

«Pero no puedo olvidar que si he llegado hasta aquí también es gracias a mis entrenadores en la base, en mi provincia. Por suerte, comparto cuarto con el también holguinero Yordan Manduley, con quien vengo jugando desde las categorías infantiles, y eso me ha ayudado mucho».

Para Paumier, el ascenso no ha sido cuestión de suerte y eso es una de las cosas que más le satisface.

«Mi alegría es mayor porque siento que me he ganado estar en este equipo con el buen rendimiento sostenido durante los últimos campeonatos. Por eso fue que los entrenadores valoraron la posibilidad de que podía encajar en lo que buscaban para este equipo y me llamaron. Sobre todo, lo considero como un premio a mi esfuerzo personal durante todo este tiempo para hacer las cosas lo mejor posible».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.