En el ojo del huracán - Deporte

En el ojo del huracán

La velocista cubana Yunidis Castillo conquistó este sábado la medalla de oro en la prueba insigne del deporte rey, durante el Campeonato Mundial de atletismo para discapacitados

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El viento soplaba más fuerte que de costumbre, de frente. No pude verlo, pero -5,2 metros por segundo viene siendo un huracán «fisiculturista», si hablamos de correr el hectómetro. Parecía que todo el universo conspiraba en contra de la cubana Yunidis Castillo  —dueña de siete coronas en citas del orbe—, pues para colmo continuaba con molestias en una de sus piernas.

En la tarde de este sábado podían caer rayos y centellas, abrirse la tierra, tragárselo todo, pero a la velocista santiaguera nada ni nadie iba a impedirle completar el triplete (100-200-400 metros) al conquistar la medalla de oro en la prueba insigne del deporte rey durante el Campeonato Mundial de atletismo para discapacitados, con sede en Lyon, Francia. Ya van ocho coronas con su firma en solo tres justas planetarias.

La superdotada caribeña, categoría T46 (afectados miembro superior) y dueña de idéntica proeza en los pasados Juegos Paralímpicos, congeló los relojes en 12,90 segundos y dejó en plata y bronce a la rusa Nikol Rodomakina (13,21), y a la polaca Alicja Fiodorow (13,55).

Luego, salió a la pista del estadio Parilly el indómito Luis Manuel Galano, quien negoció el tercer puesto en la vuelta al óvalo de la categoría T13 (débiles visuales) con crono de 49,52 segundos, su mejor registro desde que escaló al trono bajo los cinco aros en Beijing 2008.

La aureola adornó la cabeza del namibio Johanes Nambala (49,07), mientras el ruso  Alexander Zverev (49,26) descansaba en el segundo cojín.

El Big Ben con una gema

Mientras, en Londres concluyó la oncena parada de la prestigiosa Liga de Diamante con el notición de una nueva marca tope para la temporada en el salto con pértiga. El galo Renaud Lavillenie burló la varilla a 6,02 metros del suelo, hombrada que no se hacía desde que el norteamericano Brad Walker firmara un 6,04 en 2008. Ya saben que en esta modalidad mete miedo la estela de Sergey Bubka, quien atesora el récord universal (6,14), 26 cuños sobre los seis metros y los 13 primeros brincos del escalafón histórico. Casi nada.

Lamentablemente, el único cubano en competencia durante el segundo día competitivo no terminó la carrera en su heat eliminatorio de los 110 metros con vallas. Orlando Ortega tuvo que ver de lejos como el norteño David Oliver (13,20) guardaba el cetro, mientras el local William Sharman (13,26) y el polaco Artur Noga (13,31) completaban el podio.

Nota aclaratoria

Por error en la edición de este sábado se publicó que la pertiguista cubana Yarisley Silva había ganado la medalla de plata en la primera fecha de la Liga de Diamante, cuando en realidad conquistó el título, merced a un salto de 4,83 metros.

De tal forma, dejó en segundo y tercer puestos a la norteamericana Jennifer Suhr (4,73) y a la brasileña Fabiana Murer (4,63). JR y este redactor ofrecen disculpas a sus lectores por el lamentable desliz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.