Penumbra sobre el tatami

Los tres representantes de Cuba que compitieron este sábado cedieron ante el empuje de sus rivales europeos

Autor:

José Luis López

La misma película, pero con diferentes actores, pues tal y como sucedió el pasado viernes, la selección cubana envió este sábado a tres representantes al tatami, en el Campeonato Mundial de Judo para cadetes, y el trío también se quedó con el judoguis al hombro ante el empuje de los más avezados rivales europeos.

Según reflejó el sitio web del certamen, con sede en Miami, fue el matancero Iván Silva (81 kg) quien más avanzó, tras debutar con éxito por superioridad técnica de yuko ante el bielorruso Ruslan Knolik. Luego, le aplicó ippón al costarricense David Guillén, a solo 20 segundos del inicio, pero en su tercer pleito preliminar, y cuando ganaba la pelea por wazari, recibió un ippón del holandés Frank de Wit, a los 2:14 minutos.

Una de las dos cubanitas sobre el colchón en esta penúltima jornada fue la holguinera Delkis Hernández (57 kg), quien iba igualada a un wazari con la holandesa Gaby de By, pero esta sentenció el duelo con una técnica de yuko. En tanto, Aliuska Meriño (63 kg), también holguinera, cayó por ippón a los 3:25 minutos frente a la austriaca Michaela Polleres.

Hasta el momento, los siete cubanos eliminados solo han podido efectuar diez peleas, con saldo de tres triunfos y siete fracasos.

Hoy, en la despedida, saldrán al tatami las criollitas Nayrelis Fuentes (70 kg), y debe batir sin contratiempos en su debut a la boricua Nadia Mercado, para luego enfrentar a la francesa Marie Eve Gahie, de mejor aval técnico. En tanto, Gusmary García (+70 kg) tendrá un primer combate muy incómodo ante la rusa Kristina Usova. ¿Podrá alguna de ellas bailar el son sobre el tatami? Esperemos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.