Un puente ante el abismo

Tres cubanos arrancaron con el pie derecho en su debut de este lunes durante la tercera fecha del evento

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Fue la apoteosis misma. Gritos, corrientazos, no caber en el sillón, buscar una hendija a través del TV para llegar a Moscú de la única forma posible que encuentro justo ahora. Seis finales acogió en su tercer capítulo el XIV Campeonato Mundial de Atletismo y, como siempre, algunos pronósticos se cumplían mientras otros arañaban el ataúd durante una jornada matizada por el buen paso de tres cubanos.

Sin embargo, a estas altura en la pasada edición celebrada en Daegu, la Mayor de las Antillas amasaba tres medallas, exactamente el triple de lo computado hasta ahora.

Ya saben lo sucedido en Rusia, y para nadie es un secreto que nos aventuramos a un abismo que bien pudiera reservarnos escaños bastante estrechos.

En fin, que el orbe todo se nos viene encima, a no ser que hoy llegue ese título esquivo en 2011. A las 11:35 a.m. la pertiguista Yarisley Silva, nuestra principal esperanza, le discutirá el título a una diosa hecha persona, la mítica rusa Yelena Isinbayeva, quien buscará retirarse por todo lo alto en su propia casa. Para colmo de males intimida la estadounidense Jennifer Suhr, vigente as olímpica y única mujer que, junto a la «zarina», ha podido sortear la altura de cinco metros.

El 4,90 de la pinareña en la vigente campaña promete y llena, aunque tendrá que marcar tarjeta a la hora cero.

Mas, vayamos a lo sucedido este lunes en el imponente estadio Luzhniki que acogió de buena gana los 64,86 metros del discóbolo Jorge Fernández, cuarto entre los 30 aspirantes y asegurado para la fiesta grande de esta jornada 35 minutos antes de que Silva saque la varita y ponga su magia.

Mientras, en la vuelta al óvalo entre vallas Omar Cisneros comandó su heat con un nada desdeñable tiempo de 49,87 segundos, por lo que no sería demasiado pretencioso presagiar un espacio en la discusión de medallas, prevista para mañana. No obstante, la nota sobresaliente salió del corazón de la heptalonista Yorgelis Rodríguez, una muchachita de apenas 18 años que acumuló 3673 unidades luego de los cuatro primeros eventos —logró marca personal en el salto de altura— y se ubicó en el lugar diez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.