Contrastes cubanos en el Mundial

La corredora cubana de 800 metros Rose Mary Almanza clasificó a las semifinales de su especialidad, al tiempo que el jabalinista Guillermo Martínez se quedó fuera de la discusión de medallas en el XIV Campeonato Mundial de Atletismo

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Los pronósticos, como las reglas, están hechos para romperse. Algunas veces nos reconfortan, otras nos cocinan el hígado, pero si queremos entrar al juego de los vaticinios tenemos que estar conscientes de las posibilidades, contar con las gratas sorpresas y hasta con las decepciones. Guillermo Martínez podía con la tarea, jabalina en mano. Podía ganarse un cupo este jueves a la final del XIV Campeonato Mundial de Atletismo, con sede en Moscú, Rusia. Mas, el dardo se le encasquilló y la fortuna le dio la espalda. Afortunadamente Rose Mary Almanza, aunque fue la penúltima en acceder a la siguiente instancia de los 800 metros planos, salió mejor parada en uno de los heats eliminatorios.

En la jabalina solo repartían 12 pasaportes y exigían 82,50 metros para avanzar. Sin embargo, entró bien frío al campo y apenas soltó un 79,67 en el primer intento, ese al que siempre le pone la vida en busca de algo grande. Después se quedó sin fuerzas y apenas marcó 77,88 y 76,70. Nada qué hacer. Puesto quince en una rifa chiquita.

Venía con 85,59 metros vencidos en el ranking de esta temporada, alcanzado en la Habana hace cinco meses. También poseía disparos de 84,39 y 82,24 metros, por lo que todos esperábamos su inclusión en la fiesta grande. Ya ven, no siempre se nos da el papel de oráculos.

A las puertas del Kremlin descollaron el finés Tero Pitkamaki (84,39), el egipcio Ihab Abdelrahman El Sayed (83,62), y el noruego Andreas Thorkkildsen (83,05) como los únicos capaces de romper la cota exigida por los organizadores.

Almanza pone lo suyo

Mientras, Rose Mary Almanza clasificó este jueves a las semifinales de los 800 metros planos en un todavía no muy lleno estadio Luzhniki.

La cubanita llegó en el cuarto lugar del tercer heat eliminatorio, con registro de 2.00,27 minutos, el tercero de los cuatro mejores tiempos de las corredoras que no clasificaron de forma directa.

En esta prueba se otorgaron pasajes directos a semifinales a los tres primeros lugares de cada carrera, y a los cuatro registros más destacados.

Entre las favoritas destacan la anfitriona Mariya Savinova, la estadounidense Brenda Martínez, la británica Marilyn Okoro y la keniana Winny Chebet.

Savinova ostenta los títulos de campeona olímpica en Londres 2012 y mundial en Daegu 2011, además del extraordinario tiempo de 1:55.87, uno de los mejores cronos en la historia de la distancia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.