Tackles, desbalances, ¿medallas?

Cuba asistirá a la venidera justa del orbe en Budapest con 11 gladiadores, pero sin el «talismán» Mijaín López

Autor:

José Luis López

La ausencia del monarca olímpico Mijaín López (120 kg), el retorno de Reineris, «el Gimnasta», Salas (84 kg) al ruedo internacional y un nuevo reto para la estelar Katherine Videaux (63 kg), matizan la nómina cubana de cara al venidero Campeonato Mundial de Lucha, con sede en Budapest, Hungría, del 16 al 22 de septiembre próximos.

Como se conoce, la lucha aboga por mantenerse dentro de los deportes insertados en el programa de los Juegos Olímpicos. Y por eso la Federación Internacional (FILA) dictaminó varios cambios en su reglamento, con el objetivo de que las peleas sean mucho más movidas y los contendientes busquen proyecciones de grandes magnitudes, que levanten al graderío.

Entre estos cambios se destaca que los combates se estructurarán en dos períodos de tres minutos de duración, con un descanso intermedio de solo 30 segundos. Además, la puntuación será la acumulada en ambos períodos y el pleito puede finalizar por superioridad técnica si algún gladiador consigue una diferencia de siete puntos.

En este contexto, JR conoció que Cuba asistirá a la justa mundialista con 11 gladiadores: cuatro en el estilo greco, igual cantidad en la modalidad libre para hombres, así como tres chicas. Y sus entrenadores, que han trabajado afanosamente con los pupilos para lograr la mejor interpretación posible de esas nuevas medidas adoptadas por la FILA, accedieron a dialogar sobre la integración de sus respectivos conjuntos.

El gran ausente

En nuestra visita al colchón de la Escuela de Formación de Atletas Cerro Pelado, el técnico Carlos Ulacia, al frente del equipo de lucha grecorromana, fue categórico en su análisis: «La ausencia del campeón olímpico Mijaín López (120 kg) es un handicap. Él tiene 30 años, ha competido mucho durante toda su carrera y le dimos un descanso de un año. El objetivo es que pueda llegar en plenitud de forma a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. No obstante, el próximo año sí asistirá a todos los certámenes, incluidos los Juegos Centroamericanos y la justa del orbe», aseveró el timonel.

Mas, el colectivo grecorromano posee a una figura de vasta experiencia internacional: Pedro Isaac (66 kg), dueño de dos medallas de bronce en las citas universales de Moscú 2010 y Estambul 2011, y ahora con la responsabilidad de «sustituir» a Mijaín.

Junto a Isaac aparece el campeón mundial juvenil Yasmani Lugo (96 kg), del que muchos esperan el salto cualitativo a la categoría mayor, así como el monarca panamericano Ismael Borrero (60 kg). El debut en la arena internacional será para Gilberto Piqué (84 kg), quien le ganó en la porfía al olímpico Pablo Shorey.

El «talismán» Mijaín siempre escalaba al podio de premiaciones. Por eso sobre el cuarteto de marras pesa la gran responsabilidad de mantener la tradición de la escuadra grecorromana: traer al menos una medalla de un certamen mundial. ¿Podrán lograrlo? Difícil, pero esperemos.

Retorno de «el gimnasta»

El retorno a la palestra internacional de Reineris, «el Gimnasta», Salas (84 kg), bronce mundial en Moscú 2010, le da un toque positivo a las aspiraciones del conjunto de lucha libre, piloteado por el técnico Julio Mendieta.

Tras dos años alejado de los colchones, Salas decidió reincorporarse al deporte que lo vio triunfar —primero fue gimnasta, de ahí el seudónimo—, y en el torneo nacional de este año, en enero, terminó en la segunda plaza, superado por Yurieski Torrealba.

Pero fue llamado a la preselección nacional y allí se ganó el puesto. La nómina ahora se completa con tres gladiadores que intervinieron en la última edición mundialista de Estambul. Son ellos Liván López (66 kg) —este año siempre ha competido en la división superior, pero ya (casi) hace el peso reglamentario—; Alejandro Valdés (60 kg), quien irá a su tercera cita universal, y Yunierki Blanco (74 kg).

«No haré quedar mal a quienes dicen que Liván y yo somos los guías de este cuarteto. Tras dos años sin competir, fue un sueño intervenir en el Campeonato Nacional e incluirme nuevamente en un equipo Cuba. ¡Pensé que jamás llegaría este día! De esa fecha hasta ahora he mejorado el físico y no he perdido las mañas sobre el colchón. Voy a pelear con mi tradicional velocidad y fuerza, porque quiero mejorar el bronce obtenido en Moscú 2010», comentó Salas.

Otra vez el videaux

Por primera vez en su corta historia competitiva, Cuba asistirá a un certamen mundialista con más de una chica. Entre las tres escogidas por el técnico Elio Garraway, hay una que repite: Katherine Videaux (63 kg), quien fue «solita» a la pasada justa turca.

La holguinera estará acompañada ahora por Jackeline Stornell (59 kg) y Lissete Echavarría (72 kg).

«Las tres muchachas están muy bien y espero que caiga la primera medalla de Cuba en un Mundial, aunque solo hemos tenido fogueo contra el equipo de Venezuela. El trabajo especial en el entrenamiento se lo dedicamos a potenciar la fuerza explosiva y la resistencia en la fuerza rápida», explica Garraway.

Para Videaux, este parece ser el «ahora o nunca» en sus aspiraciones de escalar un podio de premiaciones en citas del orbe.

«Desde el Mundial de 2011 me siento una luchadora más disciplinada. Además he mejorado mi nivel técnico-táctico, pues he pulido deficiencias que traía de cuando era judoca. La lucha es un deporte más dinámico, que te obliga a defender todas las posiciones. Creo que el nuevo reglamento me beneficia, pues soy muy fuerte y tiro muchos movimientos. Ahora puedes ganar con dos proyecciones de gran magnitud, algo que puedo conseguir si les aplico bien a mis rivales mi técnica preferida: tackle con agarre a las dos piernas. Esta es mi segunda participación en un mundial y creo que ya es hora de traer una medalla», aseveró Videaux.

Cuba exhibe 84 preseas en campeonatos mundiales de lucha. Y casualmente, ambos estilos muestran la misma cantidad: 42. Pero los grequistas marchan en la punta, con 15 títulos, en tanto los libristas muestran 11.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.