Sin coger un aire

La duodécima parada de la Liga de Diamante reunirá a 11 monarcas y un total de 29 medallistas en la ciudad del Kremlin, entre los que destaca la cubanita Yarisley Silva

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Al parecer, el corre y tira del XIV Campeonato Mundial de Atletismo, recién concluido en Moscú, no dejó exhaustas a todas las estrellas del deporte rey contemporáneo. Algunas de las ensalzadas allá en Rusia continuarán el ajetreo hoy durante la duodécima parada de la prestigiosa Liga de Diamante, competición que refulge con 11 monarcas y un total de 29 medallistas en la ciudad del Kremlin, entre los que destaca la cubanita Yarisley Silva.

Como saben, nuestra excelsa pertiguista se colgó el metal bronceado en el gigante europeo, y ahora Estocolmo la verá batallar nuevamente con la estadounidense Jennifer Suhr, subtitular del orbe y vigente soberana olímpica.

Cuatro eventos en la lid con nombre de piedra preciosa alojarán a sus tres medallistas planetarios. Así, en el salto alto destacan las rusas Svetlana Shkolina (dorada) y Anna Chicherova (bronce), así co-mo la estadounidense Brigetta Barrett (plata).

La atractiva prueba de los 110 metros con vallas resalta con las firmas de los norteamericanos David Oliver y Ryan Wilson (primero y segundo, respectivamente), y del ruso Serguéi Shubenkov (tercero).

Del gigante euroasiático también llega Aleksandr Menkov (titular del salto de longitud), quien fue escoltado en el majestuoso estadio Luzhniki por el holandés Ignisious Gaisah y el mexicano Luis Rivera, ambos ahora presentes en Suecia.

Corriendo toda una pista mete miedo el as planetario LaShawn Merritt, de Estados Unidos. Tratarán de repetir podio su compatriota Tony McQuay y el dominicano Luguelín Santos. En los 400 metros con vallas la checa Zuzana Hejnová de seguro querrá validar su corona, exigida por la norteña Dalilah Muhammad, subtitular mundial.

Los tres kilómetros levantarán emociones con la figura de la etiope Meseret Defar, reina de los 5 000 metros en Moscú 2013. Mercy Cherono, de Kenia, también marcó tarjeta con una plata mundialista y debe plantarle cara a la diosa africana.

A tres pasos de la plastilina se reeditará el duelo entre la colombiana Caterine Ibargüen— actual monarca universal y bronceada en la edición precedente— y la ucraniana Olha Saladuha —matriarca en Daegu 2011 y tercera esta vez en Rusia.

Los discos volarán seguros desde los brazos del polaco Piotr Malachowski (segundo) y el estonio Gerd Kanter (tercero). Con la bala al cuello nadie puede con la neozelandesa Valerie Adams, una mujerona de armas tomar que no sabe el significado de la derrota. A sus dos mandatos bajo los cinco aros (Beijing 2008 y Londres 2012) suma cuatro feudos mundiales consecutivos (Osaka 2007, Berlín 2009, Sudcorea 2011 y Moscú 2013). Sobran las palabras. Ahora recuerdo —y discúlpenme la perorata— que la IAAF nunca le ha otorgado la distinción de mejor atleta del año. ¿Tal vez esperan a que gane un Oscar o reciba un Nobel por hablar poco?

En este capítulo 12 de la Liga de Diamante también pugnará la balista alemana Christina Schwanitz (plata en Rusia).

Mientras, los 1 500 metros señalan al keniano Asbel Kiprop (oro), y la jabalina surcará los cielos con la potencia de la campeona Christina Obergfoll, de Alemania, y la rusa Mariya Abakumova (bronce en su propia casa). Finalmente, en la doble vuelta al óvalo, Eunice Jepkoech Sum (Kenia-oro) verá qué puede hacer la estadounidense Brenda Martínez (tercera a los pies del Kremlin).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.