Con papel carbón

En la última parada de la Liga del Diamante, el triplista Pedro Pablo Pichardo y la discóbola Yarelis Barrios quedaron en cuarto lugar y terminaron terceros en el listado general del certamen. Omar Cisneros ganó una presea plateada, y ello le valió para anclar en el cuarto lugar general

Autor:

Abdul Nasser Thabet

En definitiva no pudo ser. La posibilidad latente de que culminaran segundos en el escalafón se esfumó con sus cuartos lugares de este viernes, como si se hubieran puesto de acuerdo para calcar el resultado, pero fallando a la hora de concretar sus misiones durante el último episodio de la Liga de Diamante, acaecido en Bruselas. Para colmo de coincidencias —no de males— ambos anclaron en el tercer peldaño del listado general del certamen.

En efecto, el triplista Pedro Pablo Pichardo y la discóbola Yarelis Barrios lucharon en el Memorial Van Damme. Mas, evidentemente las fuerzas no le alcanzaron para al menos repetir sus hazañas del pasado Campeonato Mundial de Atletismo, cuando amasaron la plata y el bronce, respectivamente, pues ahora quedaron a un suspiro del podio. Por suerte el también cubano Omar Cisneros negoció el subtítulo corriendo toda una pista entre obstáculos.

A tres pasos de la plastilina nuestro muchacho tenía que plantarle cara al intimidante francés Teddy Tamgho, actual rey planetario, y a la postre monarca en la lid. Amanecían pegados con cinco unidades antes del pleito definitivo, pero el galo no permitió el desquite y se coronó con un estirón de 17,30 metros, para agarrar el puesto de copiloto con 13 puntos.

El estadounidense Christian Taylor solo debía levantar la mano, ya que sus 19 rayitas le aseguraban el trono. Aun así guapeó con un 16,89 que le reservó la presea plateada y redondeó 23 tantos. Su compatriota Will Claye marcó 16,88, por lo que se colgó el bronce y el cuarto lugar de un periplo marcado por siete fases para cada disciplina.

Pichardo clavó sus pinchos a 16,55 metros de la plastilina y se quedó con la misma media decena de «kilos» con que había entrado a la capital belga.

Mientras, Barrios tampoco pudo asir metal alguno en Bruselas, pues su implemento apenas voló 63,02 metros campo adentro, bien por detrás del 67,04 de la supercroata Sandra Perkovic (matriarca del día y de la justa gracias a 32 puntos). La estadounidense Gia Lewis-Smallwood (64,82) fue su escolta y pudo catapultarse al segundo sitial de la tabla, merced a nueve unidades.

La francesa Melina Robert-Michon ancló  tercera (63,45) y quinta en el plano general.

Yarelis no logró «engordar» su pizarrón, conservando sus seis puntos y descendiendo al tercer escalón.

En tanto, Cisneros cronometró 48,59 segundos y fue plateado en una carrera ganada por el trinitario Jehue Gordon (48,32), vigente as universal. El puertorriqueño Javier Culson (48,60) terminó tercero y conquistó el diamante con 15 rayitas. Resulta válido aclarar que el cubanito concluyó cuarto en la libreta del brillante con solo una competición celebrada.

Por otro lado, el hectómetro para hombres vio brillar al jamaicano Usain Bolt (9,80 segundos), mientras entre las damas se imponía su paisana Shelly-Ann Fraser-Pryce (10,72 y récord para el mitin).

En el triple salto femenino descolló la colombiana Caterine Ibargüen (14,49 y 28 «kilos» cimeros), y pértiga en mano fue el galo Renaud Lavillenie quien más flotó (5,96 metros, 22 puntos, y el liderato de la Liga con plusmarca incluida).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.