Fichaje: ¿fórmula perfecta para ganar? (+ Fotos)

Tras culminar las distintas ligas de fútbol, los presidentes y entrenadores de clubes analizan los aspectos de juego que resultaron menos efectivos... y comienzan las transferencias de jugadores

Autor:

José Luis López

El fútbol es el deporte colectivo más dado a los fichajes de jugadores. Cuando culminan las diversas ligas, los presidentes y entrenadores de clubes analizan los aspectos de juego que resultaron menos efectivos.

¿Nos conviene un volante de contención?, ¿necesitamos un delantero por la sequía goleadora mostrada en esta temporada?, ¿con un buen defensa central hubiéramos encajado menos goles, o precisamos de un mejor portero? Estas y otras vicisitudes son llevadas a las mesas de trabajo, en pos de signar una mejor ubicación en la tabla de posiciones de los venideros torneos.

Y, claro está, dependiendo del capital financiero disponible, los equipos buscan —cual pirañas del Orinoco— el traspaso a sus nóminas de figuras capaces de solventar esas «lagunas», en una época en que los petrodólares se han adueñado del ámbito futbolístico.

Sin lugar a dudas, el traspaso más escandaloso del reciente «mercado veraniego» lo protagonizó el club español Real Madrid, tras desembolsarle 91 millones de euros al Tottenham Hotspur inglés por el extremo izquierdo galés Gareth Bale. El objetivo: su asociación en el terreno de juego con el crack portugués Cristiano Ronaldo para integrar una dupla «depredadora» en el área chica rival. Con la velocidad, buen regate y potente disparo de ambos, ya me estoy imaginando cómo sufrirán los defensas.

Sin embargo, ese fichaje de Bale no agradó al volante creativo alemán Mesut Özil, quien recogió los bártulos del vestuario madridista y se fue al Arsenal inglés, para «enlazarse» con el delantero germano Lukas Podolski. Así, ¿quién «pensará» ahora en el mediocampo del Real Madrid: Luka Modric?

Asimismo, el Real Madrid es el equipo que más se ha gastado, pues antes de Bale llegaron los españoles Francisco Román Alarcón («Isco»), y Asier Illarramendi, integrantes de la selección española monarca europea en la categoría sub-21.

Entretanto, el jugador que cerró los traspasos fue el volante brasileño Kaká —plantilla también del Real Madrid—, cuyo destino fue el Milán italiano, en el cual recala por segunda ocasión en su carrera deportiva. Allí, la máxima estrella es Mario Balotelli, que llegó en enero desde el Manchester City inglés.

Para cederle un hueco al brasileño, el club rossonero ha dejado marchar al ghanés Kevin Prince Boateng hacia el Schalke 04 alemán, aunque le arrebató a Alessandro Matri al Juventus.

Pero hay más. Desde España, se «robustece» la liga italiana. De las filas del Real Madrid, se reportaron tres cesiones al club Nápoles: las del delantero Gonzalo Higuaín, el defensa Raúl Albiol y el ariete José Callejón. Otros refuerzos para el Nápoles han sido el portero español Pepe Reina, comprado al Liverpool inglés, el colombiano del Estudiantes, Duván Zapata, y Dries Mertens, extremo del PSV Eindhoven holandés.

Por su parte, la Juventus, monarca italiano, en su afán de acceder al tercer scudetto, había cerrado en enero el arribo para esta temporada del español Fernando Llorente, del Athletic de Bilbao. Pero su gran fichaje ha sido el del delantero argentino Carlos «el Apache» Tévez, procedente del Manchester City.

Salvo la marcha del Nápoles del uruguayo Edinson Cavani al París Saint Germain francés —en el cual ya coincide en ataque con el perforador sueco Zlatan Ibrahimovic—, el «calcio» empieza a dar señales de recuperación, aunque aún lejos de sus años de oro. Todos sus grandes equipos se han fortalecido y ya se prevé una dura porfía en busca del título de Liga.

Uno de los elencos preocupados por reforzarse ha sido la Fiorentina, que este verano fichó al delantero alemán Mario Gómez, del Bayern Múnich, al español Joaquín, del Málaga, y otros como el local Alberto Aquilani o Josip Ilicic, de Eslovenia.

Mientras, el Roma se queda sin argentinos tras la marcha hacia la Liga Premier de Erik Lamela (al Tottenham) y Pablo Osvaldo (al Southampton). En su lugar han llegado el local Mattia Destro, el serbio Alem Ljajic y reaparece en el «calcio» el lateral derecho brasileño Maicon, tras su paso por el Manchester City.

El primero de los grandes fichajes de la temporada, enroló al habilidoso ariete colombiano Radamel Falcao, quien se había convertido en el ídolo del Atlético de Madrid con sus excelentes goles. Pero hizo las maletas para recalar en el Mónaco francés. Entonces, con el dinero del colombiano, el Atlético compró al delantero del Barcelona y de la selección española, David Villa, quien se unió en labores goleadoras al brasileño Diego Costa.

Después de Falcao, llegó el turno del desequilibrante delantero brasileño Neymar, que salió del Santos hacia Barcelona y ya acompaña al astro argentino Lionel Messi. Y aunque los dos juntos no han jugado mucho, lo cierto es que esa pareja también «le mete miedo al susto».

Neymar, campeón de la última Copa Confederaciones, ha sido el único gasto del Barcelona. El club catalán cierra una temporada más sin el fichaje de un defensa central, sin dudas, su posición menos fortalecida, tras caerse los intentos por hacerse de los brasileños Thiago Silva o David Luiz, así como del danés Daniel Agger. Además, el equipo culé sí perdió al volante de contención Thiago Alcántara, por quien abogó y consiguió su pase el ex técnico azulgrana Pep Guardiola, nuevo timonel del Bayern Múnich alemán, actual monarca de la Liga de Campeones.

Entre tantos fichajes, también amerita citar el del colombiano James Rodríguez, llegado al Mónaco desde el Oporto luso; el brasileño Fernandinho, quien del Shakhtar Donetsk ucraniano partió al Manchester City y el alemán Mario Götze, adquirido al Borussia Dortmund por el Bayern Múnich.

También ha trascendido que el centrocampista del Athletic, Ander Herrera, llegó al Manchester United y el extremo derecho nigeriano Victor Moses es el nuevo refuerzo del Liverpool inglés, tras llegar a un acuerdo con el Chelsea.

La FIFA reporta...

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) informó que, en los primeros nueve meses de 2013, se registraron 10 454 transferencias internacionales de jugadores por un valor de 3 360 millones de dólares. Tal cota de transacciones es algo inferior a la del año pasado, cuando se confirmaron 10 513 ventas, aunque el monto total de los movimientos financieros sí se incrementó en un 29 por ciento. Además, se supo que 5 018 clubes de 164 países realizaron traspasos de futbolistas durante el período que transcurrió entre el 1ro. de enero y el 2 de septiembre pasado, fecha oficial del cierre para estas cesiones.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.