Comenzará el 3 de noviembre la 53 Serie Nacional de béisbol - Deporte

Comenzará el 3 de noviembre la 53 Serie Nacional de béisbol

Se mantendrá la misma estructura de la versión anterior, con la diferencia de que se sustituirá la ronda de consuelo o segunda categoría, por un certamen nacional para atletas sub-23 en los meses de agosto y septiembre

Autor:

Raiko Martín

«La 53 Serie Nacional comenzará el próximo 3 de noviembre». Con esa sola frase, de apenas diez palabras, se deshizo el velo «misterioso» que envolvía la fecha elegida para iniciar la próxima campaña del béisbol cubano. ¡Bienvenida la noticia!

Tal notificación se había convertido en la comidilla de todos los amantes del béisbol, quienes desde el anuncio de la posible incursión de un equipo cubano en la próxima Serie del Caribe, y apoyado en los rumores de esquina, casi daban por sentado que la apertura sería en el mes de octubre. Mas algo de verdad traían en la «bola».

«Todo estaba listo para arrancar el primer día de octubre», explicó a la prensa especializada Higinio Vélez Carrión, director nacional de Béisbol. Mas las consultas con los especialistas del Instituto de Meteorología echó por tierras tales propósitos. «Nos comunicaron que ese posiblemente será el mes más lluvioso y el más activo de la presente temporada ciclónica, por lo que preferimos entonces mover la fecha», acotó el federativo.

De tal forma, el clásico beisbolero en la Mayor de las Antillas arrancará, como casi siempre, en el penúltimo mes del año. Sus máximas autoridades anunciaron que su diseño será el mismo, salvo que esta vez no se jugará una «ronda de consuelo» o segunda división para definir los puestos del nueve en adelante.

Así, la primera vuelta de 45 juegos para los 16 equipos concursantes se extenderá hasta el 29 de diciembre. Luego del receso por el fin de año, las acciones se retomarán el 5 de enero de 2014 con el tradicional Juego de las Estrellas, pero un día antes, los mánagers de los ocho equipos que logren avanzar a la segunda fase del torneo tendrán la oportunidad de escoger a cinco jugadores —provenientes de los elencos eliminados— para reforzar sus nóminas.

Quedó claro que esta vez los miembros de los elencos que no clasifiquen a la segunda fase, y que no sean seleccionados como refuerzos, recesarán hasta el inicio del calendario competitivo en sus respectivas provincias.

Como alternativa para el desarrollo de jóvenes figuras se realizará un Campeonato Nacional para menores de 23 años, entre los meses de agosto y septiembre del año entrante. Dicho certamen contará con la participación de equipos de todas las provincias del país, divididos en dos zonas, y contará de 42 partidos para cada conjunto.

Para el 11 de enero está previsto el comienzo del segundo tramo del torneo, cuyo calendario regular concluirá, si no ocurren contratiempos de fuerza mayor, el 17 de marzo. En este lapso de tiempo habría que hacer un receso entre el 30 de enero y el 10 de febrero, si se concreta la participación del equipo de Villa Clara en la próxima Serie del Caribe, que se disputará en la venezolana Isla Margarita.

Por su parte, los cuatro equipos con opciones al título mantendrán la lucha entre el 19 y el 28 de marzo, mientras que los dos finalistas comenzarán su pulso por ocupar el trono el 30 de ese mismo mes, en una serie que, de ser necesario, se extendería hasta el 7 de abril.

DETALLES

Durante el intercambio con las autoridades del béisbol cubano también trascendió que se han realizado varias acciones encaminadas a elevar el nivel del torneo como cursos de superación para preparadores, entrenadores y árbitros.

Además, se conoció que están todas las condiciones creadas para que los partidos con transmisión televisiva comiencen a las 7:15 p.m. Sobre la necesidad de unificar los horarios pactados en el congresillo —algo que no sucedió en la pasada Serie—, Vélez Carrión adelantó que «se tratarán de respetar, aunque se mantendrá la opción de mover alguno hacia el horario nocturno a petición de las autoridades de la provincia, siempre y cuando esta se haga con cinco días de antelación».

Otro de los temas abordados fue el movimiento de jugadores entre equipos, cuyo caso más emblemático ha sido el «desembarco» de los hermanos Gourriel en la capital. «Se mantiene vigente el mismo régimen de participación», aclaró Higinio, para explicar luego la situación el torpedero Dainer Moreira, el cual solicitó defender los colores de Matanzas durante la próxima temporada.

Moreira, quien ha jugado por Guantánamo en las últimas campañas y participó en la reciente serie provincial de ese territorio, trasladó su domicilio por problemas personales hacia tierras yumurinas donde reside su madre, pero las autoridades guantanameras no han accedido a «liberarlo».

De no existir un entendimiento entre las partes, está establecido que el atleta deberá estar dos años sin jugar antes de poder representar a otra provincia. «El muchacho mantiene su decisión de estar cerca de su mamá, y por tratarse de un miembro de la preselección nacional, al que tanto tiempo de inactividad retardaría el desarrollo de sus potencialidades, la Comisión Nacional determinó darle la posibilidad a Moreira de jugar por Matanzas en la venidera Serie Nacional», sentenció el directivo.

Muy diferente es la situación dada con el antesalista Jorge Luis Barcelán, a quien las autoridades beisboleras de la capital cedieron por dos temporadas al equipo de la vecina Mayabeque.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.