Tin marín… - Deporte

Tin marín…

Con las sorpresas del pasado fin de semana, cualquier cosa puede suceder en las próximas jornadas del Torneo Nacional de Ascenso

Autor:

Norland Rosendo

Habría que ver si fue cuestión de atraso en el reloj o un cambio de última hora en la fecha de las supersticiones, pero el día maldito en el Torneo Nacional de Ascenso (TNA) de baloncesto fue el sábado 14 y no el viernes 13 como «estipula» el imaginario popular.

Resulta que en los últimos duelos del pasado fin de semana ocurrieron dos hechos inéditos en el certamen. En la Ciudad Deportiva, Pinar del Río logró «descarrilar» al Tren de Capitalinos. Y lo festejaron como si hubiera sido el juego final del campeonato.

No era para menos. Fue como si el Quijote hubiera trabado su lanza en uno de los molinos de viento para cambiarle el curso a los pronósticos y ahora los pinareños están en mejores condiciones para anclar en el tercer lugar del circuito occidental.

Si juegan frente a los Guerreros de Matanzas como lo hicieron ante Capitalinos, pudieran lograr un abrazo con el cual prácticamente sacarían su pasaje indirecto (wild card) rumbo a la Liga Superior de Baloncesto (LSB).

Después irían frente a los Toros de Artemisa, con quienes sostienen la puja por la tercera plaza del oeste y cierran el calendario contra los inexpertos de Mayabeque.

Los Toros, en cambio, tratarán de hacer uno de los trabajos de Hércules: embestir a los Capitalinos. Equipo y musculatura debajo de las tablas tienen, y ya le bajaron la velocidad al Tren en la primera vuelta, al extremo de quedarse a un tilín de pararlo en seco.

Si esta vez lo logran, entonces, las luces del espectáculo se enfocarán en el duelo «a muerte» entre artemiseños y pinareños la semana siguiente.

Por el centro, los Lobos de Villa Clara aullaron alto y espantaron a la manada de Tigres camagüeyanos el sábado, pero sucedió lo inimaginable en Ciego de Ávila. Los Búfalos se hundieron mientras trataban de cruzar el río Yayabo.

Los espirituanos celebraron su éxito tanto como los pinareños en la capital, y solo un huracán categoría diez les sacaría del bolsillo su pasaje a la LSB.

¿Podrán los Lobos ahuyentar a los Búfalos también, ahora que su situación es como la de un paciente en terapia intensiva? Solo eso les mantendría latiendo el corazón.

Con las sorpresas del pasado fin de semana, cualquier cosa puede suceder en las próximas jornadas. Pero ojo, no os asombréis de nada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.