Se van y vienen

A poco más de un mes de distancia de la Serie Nacional de Béisbol, los 16 equipos concursantes arrecian el paso en su preparación

Autor:

Raiko Martín

Con la próxima Serie Nacional de Béisbol a poco más de un mes de distancia, los 16 equipos concursantes arrecian el paso en su preparación, e incluso han comenzado a probar sus piezas frente a algunos de sus rivales en el venidero clásico del pasatiempo nacional.

Un breve repaso por los sitios digitales de los medios provinciales permite conocer detalles de estos alistamientos.

Por ejemplo, la página web del Invasor avileño da cuenta de la amplia renovación que encararán los Tigres para la próxima temporada. Refiriéndose al acondicionamiento de los vigentes campeones del Torneo Internacional Challenge, de Canadá, el colega Randolph Medina remarca que «a la vista resaltan figuras jóvenes que aspiran a debutar en la campaña número 53. Y es que al menos ocho jugadores con experiencia en el pasatiempo nacional dijeron adiós por diferentes razones».

Uno de los que deja su puesto es Mayito Vega, quien considera que «no dejo ningún hueco, desde el año anterior se estuvo preparando mi relevo y estoy convencido de que se encuentran listos. Los casos más llamativos son José Ramón Alfonso y Rubén Valdés; el primero tiene suficientes armas para la posición y lo ha demostrado en varias contiendas, y el segundo es un atleta muy combativo y se desempeña bien en el segundo cojín. Además, tenemos otros muchachos que deben hacer el equipo y saben jugar como camareros».

Otro de los que dará un paso al costado será el receptor Lisdey Díaz. Ahora la responsabilidad detrás del plato deberán asumirla Rudelis García y Osvaldo Vázquez, aunque este último se está probando también como jardinero.

Sobre esta posibilidad, Vázquez ha aclarado que «sigo siendo receptor, pero me están probando en los jardines para aprovechar mi poder al bate. Cuando haga falta me pondré los arreos, pero creo que Rudelis tiene talento para defender el home».

Mientras, en la edición digital del Sierra Maestra santiaguero se hace énfasis en el retorno del torpedero Luis Miguel Navas a la preselección de las Avispas.

Navas, quien había anunciado su retiro del deporte activo, le confesó al colega Jorge Matos que fue la familia quien más lo inspiró en este retorno, pues «conversó mucho conmigo y me hizo entender que debía retirarme por lo alto, y mi última campaña no fue muy buena, ya que estuve muchos partidos alejado por lesión. Además sentí la necesidad de ayudar al equipo a mejorar los resultados de los últimos años, así que hablé con la dirección del conjunto y de la Comisión Provincial y les planteé mi decisión de volver».

La reaparición del paracortos coincide con el también regreso del camarero Héctor Olivera, luego de estar alejado de los diamantes por problemas de salud. Sobre este tema Navas comentó que «me alegro mucho que Olivera pueda volver a jugar a la pelota, sé muy bien lo que significa el deporte para él y lo ansioso que estaba por regresar. Su reincorporación es una buena noticia para el equipo Santiago de Cuba y para todo el país, ya que es un pelotero de una calidad increíble y con unas condiciones envidiables. Sin dudas le va a dar muchas alegrías a la afición».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.