Fraccari, entre strikes y modernización

Ricardo Fraccari, presidente de la Federación Internacional de Béisbol, reconoció que la organización continúa su lucha para que el béisbol sea reincorporado al calendario competitivo de los Juegos Olímpicos

Autor:

José Luis López

Con un interesante Simposio Internacional de técnicas aplicadas al béisbol, cerró por todo lo alto este jueves la V Convención Internacional de Actividad Física y Deportes (AFIDE 2013), que tuvo por sede el capitalino Palacio de  Convenciones.

Y entre «strikes y robos de bases», coincidimos allí con el italiano Ricardo Fraccari, presidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, siglas en inglés), quien, muy afable, dialogó con la prensa especializada.

Fraccari admitió que la IBAF sigue su denodada lucha para que el béisbol sea reincorporado al calendario competitivo de los Juegos Olímpicos. Y para salir airoso en esa dura batalla, citó términos claves como unidad, cambios y modernización.

«En el pasado, la IBAF no trabajó con una visión global. Cada cual tenía sus propios intereses y, de esa forma, iba a ser muy difícil internacionalizarse. Estuvimos 50 años trabajando separados y lo más estratégico era unirnos. Por eso, creamos la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol», explicó el federativo italiano.

«Con esta fusión, no solo somos ahora uno de los deportes de equipo con mayor cantidad de afiliados, sino que también estamos cumpliendo con una de las exigencias hechas por el Comité Olímpico Internacional (COI), en torno a la igualdad de género en nuestro deporte», aseveró Fraccari.

«Además, tenemos que modernizarnos, ir a la par de estos tiempos. Sin dudas, el béisbol es el deporte más estático de todos, y si queremos volver al escenario olímpico, debemos realizar cambios que incidan en aspectos como son, por ejemplo, el tiempo de duración de un partido», acotó.

En tal sentido, expresó que no se debe jugar para los conocedores y amantes del béisbol, sino para quienes intenten acercarse a los estadios, fundamentalmente los jóvenes.

Sobre ese escabroso tema del tiempo de un juego, Fraccari expuso también que se deben hacer cambios similares a los que efectuó el voleibol, deporte que logró su mayor esplendor cuando modificó las reglas. Y dejó entrever su (casi) aprobación porque duren siete innings.

Les recuerdo que el béisbol-softbol participó en septiembre pasado en una elección para seleccionar el deporte 26 del programa de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y la lucha, con sus suplés y desbalances, «le cantó el tercer strike» y lo sacó del juego.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.