Cuba tendrá siempre a su Gigante del Escambray

Yo me quedo aquí. Sigo siendo patriota, de los de Fidel, dijo la gloria del béisbol Antonio Muñoz en la celebración de su cumpleaños 65

Autores:

Litzie Álvarez Santana
Glenda Boza Ibarra

CIENFUEGOS.— Tal vez aquella promesa de su tía a la Patrona de Cuba lo mantiene hoy fuerte como un algarrobo, ese árbol que crece tan «Gigante» como él, en el Escambray. Han pasado más de seis décadas desde que Petrona Hernández diera a luz a su único varón, cuyo nombre se inscribió desde hace tiempo en la historia del béisbol nacional.

Antonio Muñoz cumplió este 17 de enero 65 años, aniversario que no solo celebró con la familia, sino con las autoridades y el pueblo cienfueguero.

Recordó con alegría los momentos cuando usaba el número cinco en la camiseta del equipo Cuba y cuánto orgullo sentía al darle un alegrón a la gente con cada victoria.

«Para mí es un privilegio formar parte del deporte revolucionario y haber representado a la Isla en varias competiciones internacionales».

Sobre su estado de salud apuntó que está bien. «Quiero agradecer a la Medicina de mi país, y en especial a la cienfueguera, por el tratamiento y la atención que he recibido».

No podían faltar entonces sus declaraciones sobre la pasión nacional: «Yo no veo el béisbol cubano en mal estado. En los últimos años han desertado figuras muy valiosas, pero tenemos muchas otras. Hay que enseñarles lo que representan ellos no solo para el deporte, sino también para el pueblo».

Declaró que cuando muera quiere que lo sepulten en tierra, y sobre su tumba se siembre una majagua, «para que de su madera se hagan buenos bates que den muchos jonrones».

Y concluyó: «Yo estoy en Cuba, yo me quedo aquí. Sigo siendo patriota, de los de Fidel».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.