Leinier Domínguez con la quinta puesta

El Gran Maestro cubano derrotó al filipino Wesley So en apenas 21 lances. Domínguez ganó este martes su tercera partida en el torneo holandés Tata Steel, y ahora ocupa el décimo puesto del ranking universal en vivo

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Permítanme pensar antes de escribirlo —cosa bastante difícil en este oficio de premuras e inmediatez—, para dejarlo bien claro, y por qué no, más bonito, amén de gustos y sensibilidades. Lo del cubano Leinier Domínguez (2754 unidades Elo) no tiene —parafraseando a un gran amigo— paragón en la historia. Siempre ha sido un tremendo ajedrecista, pero en muy poco tiempo se ha convertido en una fábrica insaciable de moler cerebros.

Si cambió la dieta o conectó sus neuronas a una computadora, da igual. El hecho es que anda acelerado, pues este martes ganó su tercera partida en el fortísimo torneo holandés Tata Steel y ahora acecha a los punteros del certamen.

Resulta que nuestro muchacho «destrozó» al filipino Wesley So (2719) manejando piezas blancas, en apenas 21 lances de un ataque  Nimzovich ripostado con la defensa Petrov, para cimentarse en la cuarta posición de la tabla general.

Sus cinco unidades lo colocan a un suspiro del armenio Levon Aronian (2812), comandante del evento y dueño de seis rayas, por lo que la décima ronda, programada para el sábado, será un verdadero Pandemonium cuando choquen estos dos colosos. Entonces el mejor ajedrecista de Latinoamérica vestirá el blanco ante el segundo hombre de más Elo en el planeta, y pocos dudan que salga a por todas y sin susto en el miocardio.

Pero el jueves, durante el noveno día competitivo, el güinero verá con negras a Boris Gelfand (2777), y quizás aproveche el mal momento que vive el sesudo israelí, quien ha capitulado en cuatro ocasiones.

Tal vez lo más impresionante sea su rating performance, números que rondan los 2821 «kilos», por lo que no asombra que ancle en el décimo puesto del escalafón en vivo gracias a 6,9 puntos sumados. Si solo entabla los tres cotejos que restan habrá garantizado el mismo lugar en la próxima actualización del ranking de la FIDE, sitial inédito y nuevo récord en la historia del ajedrez cubano.

La octava ronda de la lid estuvo bastante caliente, pues cinco de los seis choques terminaron con sangre sobre el tablero. Así, el anfitrión Loek Van Wely (2672) derrotó al alemán Arkadij Naiditsch (2718), el ruso Sergey Karjakin (2759) dispuso de Gelfand, Fabiano Caruana (Italia-2782) venció al húngaro Richard Rapport (2691), y el indo Pentala Harikrishna (2706) salió mejor parado ante el estadounidense Hikaru Nakamura (2789). En tanto, el local Anish Giri (2734) pactó el armisticio frente a Aronian.

Como ya reflejamos, teniendo en cuenta su «bárbaro» desempeño (cuatro sonrisas e igual números de igualdades), el propio Aronian domina la justa, seguido a media raya por Karjakin (5,5).

Después se ubican Caruana, Leinier y Giri, todos con cinco unidades. Mientras, Harikrishna, Van Wely y So amasan cuatro. Rapport, y Nakamura tienen tres «kilos». Gelfand (2) y Naiditsch (1,5) bucean en el fondo del estanque.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.