Leodán Núñez marcó la distancia - Deporte

Leodán Núñez marcó la distancia

El joven venció 3-0 a Magomed Abdulhamidov y así encaminó este viernes el triunfo de los Domadores de Cuba ante Azerbaijan Baku Fires

Autor:

José Luis López

Lo previsto se concretó en la primera pelea. El joven Leodán Núñez (52 kilogramos) puso testosterona y corazón sobre el ring para vencer por 3-0 (49-46, 49-46, 48-47) a Magomed Abdulhamidov y así encaminó este viernes el triunfo de los Domadores de Cuba ante Azerbaijan Baku Fires, en el Coliseo capitalino, por el grupo eliminatorio B de la IV Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

Los cubanos, ya clasificados como primeros de la llave para los cuartos de final, encaramaron sobre el ring a tres debutantes en este certamen, conscientes de que un solo triunfo, casi aseguraba el match y el invicto de los Domadores.

Entonces, Núñez signó la buenaventura, merced a su constante intercambio. Nunca dejó de tirar, aún herido en el tercer acto. Se cuidó en el cuarto y lo perdió. Pero puso el extra al final, metido de lleno en la corta distancia, y el árbitro levantó su mano en señal de triunfo.

Luego, Pablo Vicente Carmona (60) derrochó coraje. No creyó en el aval de Hurshid Tojibaev, quien sangró mucho, por lo que el árbitro debió detener el combate en el asalto final. Pero la merecida votación de 2-1 fue para el azerí: 48-47, 49-46 y 46-49, y el match se igualó 1-1.

Eso se esperaba, como igualmente se preveía que entre el tercer y el cuarto combates, el palmarés y las buenas mañas del monarca olímpico Roniel Iglesias (69) y del recuperado bicampeón mundial Julio César La Cruz, pararan al graderío, conocedor de que así se sentenciaba el triunfo de los Domadores. Y ambos acreditaron su mejor ABC boxístico.

Iglesias apenas vio contratiempos para combinar su jab de derecha con ganchos y precisos swinnes de izquierda, mantuvo la guardia siempre cerrada y ganó el duelo fácilmente por 3-0 (triple 50-45 ante Yauheni Ramashkevich).

Mientras, La Cruz (81) no reparó en el poco tiempo de preparación ni en el déficit de talla que tenía ante su rival, el bronce olímpico Teymur Mammadov. El camagüeyano, quien es un especialista en el combate de contraataque, debió ir al ring con un nuevo diseño de pelea: atacar en la media y corta distancia para poder impactar con sus golpes. Y la estrategia funcionó durante todo el pleito, pues las boletas marcaron un triunfo unánime con votaciones de 50-42, 49-43 y 49-45.

Con la misión cumplida y el match 3-1 a favor de los Domadores —aún se estaba recordando la sorpresa de Leodán—, llegó el combate final. Y el supercompleto Arslanbek Makhmudov, con algo más de carretera, alcance y corpulencia que el granmense Yoandris Maceo, impuso su ley y se llevó el veredicto de los jueces con marcadores de 50-43, 49-45 y 50-44.

De tal forma, queda a los Domadores cubanos una última presentación, que se concretará el próximo 12 de marzo frente a la escuadra de Rusia en las mismas divisiones que ahora pelearon en casa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.