Cáceres, pase lo que pase

Lleguen o no los Sabuesos holguineros a la disputa del trono, el jardinero Maikel Cáceres será, cuando baje el telón, uno de los jugadores más notables de la temporada

 

Autor:

Raiko Martín

Por como van los tiros, puede que el equipo holguinero no llegue a la postemporada. Yo pienso que sí, pero eso no es garantía para casi nada. No obstante, suceda o no, nadie puede desconocer la extraordinaria actuación en la presente campaña del jardinero Maikel Cáceres, si se quiere, el jugador más notable en la actual Serie Nacional, el primero en llegar al centenar de imparables en la actual campaña beisbolera.

Hasta esta temporada, Cáceres aparecía como un jardinero sobresaliente, pero siempre por debajo del radar. Su accionar parecía, si se tienen en cuenta las veces que integró una selección nacional, tan discreto como el del  mismo equipo holguinero, alejado de cualquier podio desde aquella proeza de la Serie 48.

Las cosas han cambiado, y mucho desde entonces. En la actualidad los Sabuesos —hay quienes prefieren que les llamen Cachorros—, guiados por Irochis Bartutis, vienen desarrollando una notable actuación que primero les abrió las puertas del segundo tramo del torneo, y después les ha permitido luchar cuerpo a cuerpo por uno de los cupos a la postemporada.

¿Cuánto ha tenido que ver en ese resultado lo hecho por Cáceres hasta el momento? Decir mucho sería desconocer el trabajo colectivo que han realizado todos los miembros del equipo holguinero, los originales y los que llegaron después de la primera mitad para reforzar la plantilla.

Pero lo cierto es que el nacido en el municipio Báguanos hace 25 años puede exhibir hoy números tan deslumbrantes como la actuación de su equipo. En el segundo duelo del doble programa sabatino frente a Industriales en el Latinoamericano, Cáceres logró conseguir, con el primero de sus tres cañonazos de la jornada —a primera hora se fue en blanco—, llegar por tercer año consecutivo a alcanzar el centenar de imparables.

Antes, y según nos comentó nuestro estadístico Benigno Daquinta, había conquistado esa cima con 103 cañonazos en la Serie Nacional número 51, y con exactamente 100 indiscutibles un año después. En ese acápite, el más sobresaliente —solo tomamos las campañas más o menos similares— es el pinero Alexander Ramos con diez oportunidades llegando o superando esa cifra de hits, ocho de ellas en forma consecutiva. Y ya ven, tampoco fue un asiduo integrante de los equipos «grandes».

Otros datos pudiera ilustrar muy bien la excelente campaña que va teniendo Cáceres. Por ejemplo, antes de los juegos de este sábado, lideraba los departamentos de promedio ofensivo (.381), hits (99) y dobles (25). En sus seis campañas precedentes promediaba para .294 (cuatro temporadas por encima de .300) y había conectado 53 dobles, una media de poco más de ocho por año.

¿Hasta cuánto podrá hacer crecer sus numeritos de ensueño? Solo él lo sabe. Algo queda muy claro. Lleguen o no los Sabuesos holguineros a la disputa del trono, Maikel Cáceres será, cuando baje el telón, uno de los grandes peloteros de la temporada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.