¿Hasta dónde llegarán los Domadores?

La ubicación de seis domadores en el primer lugar del ranking de sus respectivas divisiones es una muestra elocuente del buen tino sobre el encerado

Autor:

José Luis López

«Los rivales de los Domadores no han subido al ring con sus mejores hombres; por eso Cuba apenas ha recibido resistencia». Ese era un grito expandido en el mundillo nacional del pugilismo entre quienes siguen de cerca la actuación de los cubanos en la IV Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

Pero el pasado miércoles, en el cartel que cerraba los cruces de guantes del grupo B en la fase preliminar, un equipo de Rusia, que enroló a tres debutantes en estas justas, derrotó por 3-2 a los Domadores de Cuba en la categoría C-2: 52, 60, 69, 75 y +91 kilogramos. Así, la tropa del entrenador-jefe Rolando Acebal perdió el invicto que exhibía en las nueve escaladas anteriores al ring, lo cual siempre será recordado como la «encerrona moscovita». Entonces la pregunta ahora pulula por doquier: ¿hay o no hay calidad en este certamen?

Cuando se confeccionaron los grupos para el inicio de la actual versión, los Domadores cayeron en el bien llamado grupo «de la muerte», pues allí también aparecían los actuales monarcas Astana Arlans, de Kazajstán, junto a Baku Fires, de Azerbaiján, y la escuadra de Rusia. Para este cuarteto, los Guerreros de México y los Hússars polacos nunca representaron peligro de cara a la clasificación para los cuartos de final.

Como se conoce, los Domadores debutaron en esta WSB, cuya realidad les era totalmente «virgen». Encontraron a rivales que ya habían efectuado peleas profesionales a cinco asaltos, sin empleo del protector de cabecera, con guantes más ligeros y votación mediante las boletas de los jueces. Pero pienso que los muchachos no solo demostraron el aval y respeto que se ha granjeado a través de los años la bien llamada «escuela cubana de boxeo», sino que también le dieron más colorido y calidad a este certamen.

Entonces, tras el fin de la historia preliminar con el cotejo Domadores-Rusia, la tabla de posiciones del grupo B reflejó como líder a la franquicia cubana, con 28 puntos, merced a nueve duelos favorables y solo uno negativo, lo cual emanó de una encomiástica cosecha de 41 victorias y solo nueve derrotas.

Detrás se ubicó Astana Arlans Kazakhstan (22), seguido por Rusia (20) y Azerbaiján Baku Fires (18), los cuatro equipos clasificados para la venidera fase de cuartos de final. Guerreros de México (7) y Hússars Poland (4) perecieron en el intento.

Mientras, en el grupo A lideró el elenco del Dolce & Gabbana Italia Thunder, con 26 puntos, por delante de Ukraine Otamans (25), Alemania (12) y USA Knockout (11). Fueron eliminados Argentina Condors (9) y Algeria Desert Hawk (8).

Veitía y Savón intocables

La ubicación de seis domadores en el primer lugar del ranking de sus respectivas divisiones es una muestra elocuente del buen tino sobre el encerado.

Las palmas para el minimosca Yosbany Veitía y el crucero Erislandy Savón, quienes ganaron los cinco combates efectuados.

En la cima de sus categorías también aparecen en calidad de invictos, tanto el ligero Lázaro Álvarez (4-0) como el welter Arisnoides Despaigne (3-0). El mediano Ramón Luis (4-1) y el semicompleto Julio César La Cruz (3-1) igualmente se empinan en el listado de sus divisiones. El pluma Marcos Forestal (3-0) marcha tercero, igual que el ligero-welter Yasnier Toledo (3-1).

Cuba tiene serias dificultades en dos divisiones: el mosca Gerardo Cervantes (2-2) se ubica en el séptimo lugar, mientras que el mejor puesto para un superpesado cubano es el ¡17!, ostentado por Yoandri Toirac (1-1).

Ganchos para Miami

La próxima parada de los Domadores será en la ciudad de Miami, el día 28 del mes en curso, para cruzar guantes contra la franquicia USA Knockout, que terminó cuarta del grupo A con una pálida cota de 11 puntos y balance negativo de 23 victorias y 27 fracasos.

Los boxeadores cubanos no compiten en Estados Unidos desde el Campeonato Mundial de Houston 1999, del cual se retiraron dadas las amañadas decisiones arbitrales en su contra. El último cotejo boxístico Cuba-USA tuvo lugar en la Copa del Mundo Azerbaiján 2006, donde los alumnos del entrenador-jefe Sarbelio Fuentes barrieron por 11-0 al cuadro norteño.

Ahora, en la presumible sede de la America Airlines Arena, se combatirá en la categoría C-1, que contempla las divisiones de 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos. De no ocurrir un cambio de última hora, por Cuba integrarán la selección cuatro fajadores zurdos que han colmado las expectativas en lo que va de esta IV WSB. Ellos son el medallista de bronce mundial Yosbany Veitía (49), el tricampeón nacional Marcos Forestal (56) —recuérdese la sanción del oro olímpico Robeisy Ramírez—, el dos veces subtitular del orbe Yasnier Toledo (64) y Ramón Luis (75), monarca panamericano. El único derecho será Erislandy Savón (91), quien por demás ha mostrado buena pegada con ambas manos.

A primera vista, el torneo se presenta como un presumible paseo sobre el ring para los alumnos de Acebal, provistos de mejor ABC boxístico. Sin embargo, amerita señalar que el entrenador-jefe de la escuadra norteña es el cubano Pedro Roque, un avezado técnico que dirigió las selecciones cubanas en las categorías juvenil y mayor, historial que le permite comprender cómo boxea cada uno de los diez púgiles que presentará la Isla. Por eso no albergo ninguna duda de que el «Peter» —así se le conocía en la familia boxística cubana— escogió al hombre más incómodo en cada una de las divisiones, según el estilo del contrincante cubano.

Como en las franquicias se permite la inclusión de boxeadores extranjeros, el técnico convocó al minimosca chino Lu Bin —ya cayó contra Veitía en el internacional Córdova Cardín—, mientras que Steven Fulton será el pluma.

Además, Roque no dudó en citar al dominicano Carlos Adames (64) y a Caleb Plant (75). Contra Savón, combatirá Joshua Temple.

La vuelta, en la categoría C-2 (52, 60, 69, 81 y +91 kilogramos) será en el Coliseo de la Ciudad Deportiva capitalina, el día 4 de abril. En caso de empate (5-5) —que realmente sería un milagro para los estadounidenses—, el match se decidiría con una pelea extra en la división superpesada. De presentarse esta situación en la gran final, habría que efectuar otro combate extra en los welters.

En el congresillo técnico de la WSB quedó dictaminado que en los cuartos de final rivalizaría el líder de cada grupo frente al cuarto escaño del otro, así como segundo contra tercero.

De tal forma, los restantes pareos son los siguientes: Dolce & Gabbana Italia Thunder (1A)-Azerbaiján Baku Fires (4B); Ukraine Otamans (2A)-Rusia (3B) y Astana Arlans Kazakhstan (2B)-Alemania (3A).

Si como se espera, Cuba derrota a USA Knockout, se enfrentaría en una de las semifinales al vencedor del duelo entre ucranianos y rusos.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.